Partidos de los ricos

Alan García es el presidente de los ricos, enrostró ayer la doctora Lourdes Flores, quien en la última campaña electoral había sido motejada de candidata de los ricos.

Por Diario La Primera | 31 jul 2008 |    

Jorge del Castillo no vacila en responder: El Apra es un partido popular. No puede estar al servicio de los ricos.

Esto es una comedia de equivocaciones. Las dos partes dicen la verdad. Lourdes era en el 2006, en efecto, la candidata de los ricos, y el actual es realmente el gobierno de los ricos.

Hasta podría suponerse que muchos de los proyectos y Decretos Legislativos dictados por García han sido consultados con esos abogados de grandes empresas nacionales y extranjeras que componen la cúpula del Partido Popular Cristiano.

No hay disputa real. Los contendores defienden por igual a los grandes intereses que dominan el Perú.

La disputa meramente verbal me trae un recuerdo. Cuando, en julio de 1987, García estatizó la banca, hubo una áspera disputa política. Fue entonces que Mario Vargas Llosa se lanzó a la arena política, en defensa de la libertad; es decir, de los banqueros. En esa lid Lourdes Flores emergió como personaje político de primer plano.

Ocurrió entonces un episodio que tuvo como protagonista a Dionisio Romero. Por primera vez, el magnate aceptó aparecer en la televisión, en el canal 5. Todo estaba concertado. Fernando Vásquez, entonces moderador del programa Pulso, formuló, sin que le correspondiera, la primera pregunta: ¿Es exacto que usted financió la campaña electoral del Apra?

La respuesta fue un terminante sÑ

Todo hubiera quedado ahí, si no se me hubiera ocurrido, como panelista invitado, formular a mi vez una interrogación. Con unos papeles en blanco en las manos, fingiendo que eran documentos reveladores, y mirando fijamente a los ojos del banquero, dije a Romero:

-Usted ha reconocido que financió al aprismo en las últimas elecciones. ¿No financió también a otros partidos?

La respuesta fue contundente:

-También financié al Partido Popular Cristiano y a Acción Popular.

Reconstruyo la escena de memoria. En todo caso, el debate fue publicado íntegramente en esos días en La República. A las pruebas me remito.

Que García sea el presidente de los ricos está fuera de discusión. La serie de sus artículos titulada “El síndrome del perro del hortelano” es una confesión de parte: apunta contra las comunidades campesinas, contra los trabajadores de la ciudad, contra las poblaciones que, en defensa de su agua y su medio ambiente, se enfrentan a las grandes mineras, a las cuales él defiende sin escrúpulos.

¿A quiénes, si no a los ricos, defiende García en costa, sierra y selva? ¿Cuándo se acuerda de los pobres, salvo en programas insuficientes, efímeros y superficiales de ayuda social? Con García en el poder, los ricos nunca lloran; las amas de casa, sÑ


    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com