Paraguay: golpe en marcha

El Congreso de Paraguay ha acordado, por 73 votos contra uno, juicio político contra el Presidente Fernando Lugo. En la mira está la destitución del mandatario democráticamente elegido. Detrás de bastidores actúan los terratenientes más reaccionarios del continente.

| 22 junio 2012 12:06 AM | Columna del Director |2.3k Lecturas
2321

En 1948, cuando en el Perú se produjo el golpe militar del general Manuel Arturo Odría contra el régimen constitucional de José Luis Bustamante, el poeta Martín Adán comentó, irónicamente: “por fin volvió el Perú a la normalidad”.

La “normalidad” de los golpes se ha instalado en los últimos tiempos contra gobiernos nada gratos a Washington.

Debe recordarse que el golpe de Pinochet en Chile, en 1973, tuvo en sus preludios auspicios del Congreso, en particular de los parlamentarios de la democracia cristiana, así como el apoyo abierto del Secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger. El presidente Richard Nixon había ordenado impedir, incluso mediante asesinatos, la elección del socialista Salvador Allende.

De la misma manera, el golpe fascista del general Rafael Videla en la Argentina, en 1976, contó con el apoyo y la asesoría de Washington. Está documentado que cuando los golpistas le consultaron sobre su plan de terror y asesinatos, Kissinger respondió: “Háganlo, pero háganlo rápido”.

En Paraguay, en 1954, el general Alfredo Stroessner dio, con apoyo del gobierno de Estados Unidos, un cuartelazo que le permitió efectuar masacres de campesinos y asesinatos, prisión y torturas de opositores. Stroessner gobernó durante 35 años.

La temporada reciente de golpes en nuestra América expresa los intereses de las oligarquías y del imperialismo. Venezuela ha sofocado varios intentos de cuartelazo. Bolivia ha padecido intentos regionales. En Ecuador hubo una asonada policial. El caso extremo es Honduras, donde, para vergüenza continental, un golpe logró, con ayuda exterior, adueñarse del poder.

Un observador dijo sobre el porqué no hay golpes en Estados Unidos: porque en Washington no hay embajada de Estados Unidos.

El Congreso de Paraguay, para decidir el juicio contra Lugo pretextó la crisis desatada por una matanza, el viernes último, de policías y campesinos en una hacienda.

El intento derechista ha recibido inmediata respuesta interior y exterior.

Eulalio López, líder de la Liga Nacional de Carperos (campesinos) que estuvo involucrada en los choques violentos de la semana pasada, ha llamado a una movilización para defender a Lugo.

Los doce países miembros de Unasur, cuyos cancilleres estaban en Río de Janeiro para asistir a la Conferencia Río+20, han reaccionado contra el complot. El Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, fue categórico en conferencia de prensa en Río: “Defendemos la democracia, los principios democráticos y la voluntad soberana”.

Loading...



...
César Lévano

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com