Palestina va a la ONU

Las Naciones Unidas deben decidir esta semana si aprueban o no el pedido de Palestina de que se le otorgue la condición de miembro pleno de la organización mundial. Lo que allí se acuerde va a pesar en el destino de Medio Oriente, es decir, en uno de los puntos neurálgicos del planeta, donde guerra y paz, petróleo y terrorismo se dirimen cada día.

| 20 setiembre 2011 12:09 AM | Columna del Director | 1.6k Lecturas
1679

El primer paso es que el Consejo de Seguridad de la ONU apruebe el pedido. Estados Unidos, miembro del Consejo, ha anunciado ya que vetará la resolución si ésta favorece a Palestina, con lo cual –como opinó The New York Times en su editorial del 12 de setiembre– “Israel y Washington estarán más aislados que antes”. En efecto, una abrumadora mayoría de países de Europa, Asia, África y América Latina han asegurado que votarán a favor de Palestina.

Los palestinos han anunciado que, en el caso de que el Consejo de Seguridad deniegue su solicitud, acudirán a la Asamblea General de las Naciones Unidas, en la cual tienen aprobación asegurada. La Asamblea podría dar un estatus nuevo a Palestina, como miembro pleno o como Estado observador.

En este último y moderado caso, Palestina podría incorporarse a decenas de organismos y convenciones de la ONU, y fortalecería su capacidad para formular demandas contra Israel ante la Corte Penal Internacional.

Estados Unidos, en consonancia con Israel, sostiene que antes de cualquier decisión de la Asamblea, es necesario reanudar negociaciones entre israelíes y palestinos. Estos últimos se quejan, con razón, de que esa es sólo una forma de dilatar diálogos que hasta ahora resultan infructuosos, mientras Israel persiste en su política de expansión territorial y de creación, no de uno, sino varios muros en suelo palestino.

Sostiene Palestina que Israel está creando en la región una suerte de apartheid, mediante colonos que se apoderan de suelos y expulsan hogares palestinos.

Entretanto, crecen tensiones en el área. En estos días, Israel enfrenta conflictos con Egipto y Turquía, determinados en buena parte por la ira de los ciudadanos contra la política israelí.

Ha llegado la hora de que se arribe a acuerdos. Ellos deben comprender, como lo identifica The New York Times, un Estado palestino basado en las fronteras anteriores a 1957 y acuerdos y concesiones territoriales mutuas (swaps), así como garantías para la seguridad de Israel.

El mundo entero necesita paz allí para despejar peligros que pueden tener alto costo de vidas y economías.

Sabido es que Israel posee un arsenal de armas nucleares. Igualmente conocido es que los palestinos tienen creciente apoyo del mundo árabe, sobre todo en el movimiento de los indignados, que en esa región han derribado y amagan dictaduras armadas hasta los dientes. Estados Unidos e Israel no deben seguir jugando con fuego.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario