Nuevos horizontes

La exposición de Salomón Lerner Ghitis, presidente del Consejo de Ministros, fue aprobada ayer con el voto plural de 90 congresistas. Lo merecía. Sólo el fujimorismo se refugió en la abstención.

| 26 agosto 2011 12:08 AM | Columna del Director | 2.3k Lecturas
2393

El texto de Lerner tiene una clave central: el nuevo régimen está decidido a cumplir sus promesas electorales de cambio.

Sin extremismos, de acuerdo con su hoja de ruta, la administración de Ollanta Humala ha reafirmado, por medio del premier, su horizonte de crecimiento con inclusión social.

Un punto central fue el anuncio de que la gran minería pagará un gravamen nuevo de tres mil millones de soles al año. Esto se ha logrado en diálogo con los empresarios. Ese acuerdo señala que sí era posible establecer un pago adicional de las mineras. Quedan en ridículo los comentaristas mediáticos, que, más papistas que el Papa, lloraban y se desgañitaban en defensa de los pobres consorcios mineros.

El acuerdo no afectará la inversión ni la competitividad en la minería, precisó el jefe del gabinete ministerial. Facilita, además, subrayó, “la inversión en proyecto por 30 mil millones de dólares en los próximos cinco años en el sector de la minería”.

El segundo horizonte dibujado por Lerner es la igualdad de derechos, oportunidades y metas sociales.

En esta área hay definiciones respecto al trabajo: “Nuestra política se dirige al trabajo decente, con plenos derechos, al fortalecimiento de la organización sindical y la aprobación de la Ley General del Trabajo”.

Ofreció asimismo reinstitucionalizar el Ministerio de Trabajo para fortalecer su función tuitiva, es decir, de protección del trabajador.

Igualmente importante es la atención dirigida a la sostenibilidad y al equilibrio financiero de EsSalud, y la decisión de acudir a una auditoría internacional y un estudio actuarial, financiero y de gestión con apoyo de la Organización Internacional del Trabajo.

El tercer horizonte gubernamental se refiere a la concertación económica y social a escala nacional, regional y local.

En el cuarto horizonte la exposición ubicó el reencuentro histórico con el Perú rural, y con la promoción de éste.

En el campo energético, trazó un alentador programa. Entre otros puntos, el gas del lote 88 de Camisea será íntegramente dedicado al consumo nacional. El plan incluye la creación de la petroquímica del sur, como base para la industrialización de esa región.

Anunció fortalecimiento de la Empresa Nacional de Puertos e impulso a la Marina Mercante Nacional. También la aplicación de un Plan Nacional Ferroviario, medio de comunicación tan decisivo y tan descuidado en nuestra historia.

Los planes sobre educación (elevación del 3% al 6% del PBI) y sobre vivienda son igualmente esperanzadores.

El país debe apoyar lo positivo del programa y vigilar por su cumplimiento.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com