Nuestro norte

A partir de hoy, LA PRIMERA inaugura su edición norteña, con sede en Piura y con alcance a La Libertad y Lambayeque. Señal de que avanzamos, preludio de nuestra edición para el sur.

| 07 enero 2009 12:01 AM | Columna del Director |395 Lecturas
395

Desde nuestra primera edición dijimos que este diario sería agrarista, democrático, regionalista y amazónico, y atento siempre a los clamores y anhelos de las capas sociales más profundas del país.

Eran los días en que Jorge del Castillo, entonces presidente del Consejo de Ministros, nos calificaba de “pasquín”. Ignora sin duda el doctor Del Castillo el significado de la palabra. Pasquín es, según todos los diccionarios, un escrito anónimo en que se censura, satiriza y difama al gobierno, una autoridad o una persona cualquiera.

Lejos estamos de ser anónimos y nuestro público sabe que no difamamos. Todas nuestras denuncias se han basado en averiguación meticulosa.

Hace muy pocos días, mientras revisaba los diarios de la capital leí en El Peruano el texto del Decreto Supremo que autorizaba a una empresa extranjera, desde antes defendida con empeño por el Presidente Alan García y su otro yo, Del Castillo, a obtener concesiones dentro de los 50 kilómetros de la frontera norte. Ampliaba incluso lo solicitado antes por la empresa. De inmediato alerté a nuestro equipo.

Por eso hemos sido los primeros, por no decir los únicos, que en el diarismo limeño denunciamos el peligro y el ataque a los principios constitucionales, así como a la seguridad y la soberanía nacional.

Ahora se sabe que el proyecto empresarial amenaza el agro y el agua de todo el departamento de Piura.

Nuestro periódico ha sido atacado por los ultras de la derecha y de la izquierda. Los extremos se tocan. Hay quienes decían que éramos financiados por Hugo Chávez; pero pocos meses después aseguraban que estábamos en la ruina. Como dijimos en su momento, la mentira era canallesca porque sus autores sabían que estaban mintiendo.

Los dos extremos afirman, por otra parte, que hemos surgido para defender la candidatura de Ollanta Humala. Tenemos que afirmar categóricamente que éste no es un diario humalista. Podemos coincidir algunos puntos y ocasiones con Humala, y con los más diversos sectores nacionalistas, democráticos e izquierdistas, pero no estamos enfeudados con nadie.

Sobre algunos insultos del extremismo de izquierda, que, sin haber estudiado a Marx ni a Lenin, se dice marxista-leninista, consideramos que son demostración cabal de que la ignorancia no está reñida con la estupidez.

Lo importante es que hemos clavado en el panorama del país una bandera de independencia y limpia oposición, de defensa de las mayorías y de justicia social. Por eso tenemos cada vez más lectores. Y por eso ahora el norte acoge nuestra nueva edición regional.

Loading...



...
César Lévano

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com