Nuestro invitado: Noam Chomsky

Desde Alemania, un ser querido me envía un texto de Noam Chomsky captado en una página de Internet que se hace llamar RADAR. El texto se refiere a las protestas contra la gran banca que recorren Estados Unidos. Es, como dice mi corresponsal, “una pieza escueta, casi muda y maravillosa”. El escrito del gran anarquista es el siguiente:

| 05 octubre 2011 12:10 AM | Columna del Director | 2.6k Lecturas
2624


Gangsters

Por Noam Chomsky


Cualquiera que tenga los ojos abiertos sabe que el gangsterismo de Wall Street –y de las instituciones financieras en general– ha causado daños severos al pueblo norteamericano y al mundo. Y también deben saber que eso es algo que vienen haciendo desde hace 30 años. En este tiempo, su poder económico y político ha aumentado radicalmente y en un círculo vicioso: un 1 por ciento de la sociedad amasó una inmensa fortuna mientras el resto se precarizó, y todo con total impunidad: no sólo son lo suficientemente grandes como para caer, sino también para ser apresados.

La corajuda y honorable protesta que se está desarrollando en Wall Street debería servir para llevar la atención pública hacia esta calamidad y dedicar esfuerzos para superarla y llevar a la sociedad hacia un curso más saludable.

Hasta ahí el texto del pensador y lingüista estadounidense, que traduce en su reflexión la inquietud de los trabajadores, los intelectuales, los estudiantes y las mujeres más lúcidos del país del Norte.

Ilustrativo del fondo social e histórico de las protestas es que se hayan iniciado en la Plaza Libertad de Nueva York, a la sombra de los rascacielos que concentran negocios vinculados con Wall Street.

La gran prensa oculta, o muestra apenas, la violencia de la represión que el régimen estadounidense está aplicando a los ciudadanos que protestan. El gran diario alemán Frankfurter Rundschau, en su versión on line, señala que en Internet han aparecido imágenes en las cuales se ve cómo los policías cogen a un individuo aislado y le aplican golpes brutales de yudo. En otro clip, un policía aplica gas pimienta en la cara de una mujer.

El londinense The Independent consigna el trasfondo de las movilizaciones: “Muchos estadounidenses sienten ahora claramente que hay algo fundamentalmente erróneo en la manera que se encamina su sociedad, y cuestionan un sistema económico que ya no parece distribuir igualitariamente sus frutos… No es accidental que muchos de los protestatarios de Nueva York sean jóvenes, hijos de la clase media. Son los desilusionados vástagos de padres que tenían por seguro que si usted tenía un título decente y pagaba sus impuestos, tenía garantizada una buena vida, aunque fuere modestamente interpretado: un empleo estable, un hogar, una pensión al final. Ahora no se aplica el viejo contrato social”.

El viejo Chomsky piensa y siente como esos jóvenes.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com