¡No! a la guerra nuclear

Fidel Castro ratificó el sábado su alta categoría de estadista previsor y responsable, al alertar a la humanidad contra la guerra nuclear que Estados Unidos e Israel preparan so pretexto de que Irán… ¡amenaza la paz mundial!

Por Diario La Primera | 09 ago 2010 |    

Escuché el discurso en una transmisión en directo del Canal CNN, televisora estadounidense. Quienes hayan captado los 12 minutos dramáticos del discurso se habrán percatado de cómo Fidel ha reaparecido vigoroso y saludable, además de lúcido como siempre. Fidel escogió hablar ante la Asamblea Nacional de Cuba, después de cuatro años de ausencia de ese espacio.

Por su importancia, reproduzco algunos párrafos de ese texto. En él se avizora implícitamente que en caso de que se declare la guerra no sólo morirían cientos de millones de personas, sino que también podrían ocurrir decenas de Revoluciones de Octubre y de Enero:

“Puesto que Irán no cederá un ápice frente a las exigencias de Estados Unidos e Israel, que ya han movilizado varios de los medios de guerra que disponen para hacerlo, tendrían que realizar el ataque tan pronto venza la fecha acordada por el Consejo de Seguridad.

“En este caso crítico, el Presidente Barack Obama es el que tendría que dar la orden del tan anunciado y pregonado ataque, siguiendo las normas del gigantesco imperio.

“Mas, en ese mismo instante en que diera la orden, que es además la única que podría dar debido al poder, la velocidad y el incontable número de proyectiles nucleares acumulados en una absurda competencia entre las potencias, estaría ordenando la muerte instantánea no sólo de cientos de millones de personas, entre ellas, un incalculable número de habitantes de su propia Patria, sino también de los tripulantes de todos los navíos de la flota de Estados Unidos en los mares en torno a Irán.

“Simultáneamente, la conflagración estallaría en el Cercano y el Lejano Oriente, y en toda Eurasia.

“Quiso el azar que, en ese instante preciso, el Presidente de Estados Unidos sea un descendiente de africano y de blanco, de mahometano y cristiano. ¡¡¡NO LA DARÁ!!!, si se logra que tome conciencia de ello.

“El mundo le rendirá después todos los honores que le correspondan.

“Nuevas formas de distribución de los bienes y servicios, educación y dirección de los procesos sociales surgirán pacíficamente, pero si la guerra estallara, el orden social vigente desaparecerá abruptamente y el precio sería infinitamente mayor.

“La población del planeta puede ser regulada; los recursos no renovables, preservados; el cambio climático, evitado; el trabajo útil de todos los seres humanos, garantizado; los enfermos, asistidos; los conocimientos esenciales, la cultura y la ciencia al servicio del hombre, asegurados. Los niños, los adolescentes y los jóvenes del mundo no perecerán en ese holocausto nuclear”.

    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com