México y Mercosur: norte y sur

La admisión de Venezuela como miembro pleno de Mercosur -un espacio que ya incluye a Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador y Uruguay- marca un giro copernicano en la geopolítica de América. Esa alianza abarca ahora casi 12 millones de kilómetros cuadrados en un espacio continuo que va desde la Patagonia hasta el Caribe. Su inmensidad contiene las reservas de petróleo y gas más grandes del mundo, y los recursos mayores de agua potable en un planeta en que escasea el líquido elemento. El Atlántico y el Pacífico bañan ese suelo.

| 01 julio 2012 12:07 AM | Columna del Director |1.7k Lecturas
1731

No es casual que el imperio se haya inquietado por eso. Días atrás escribí sobre una probable ola de golpes contra los países más independientes de la región. Una serie de hechos parece autorizar la inquietud: huelga policial en Bolivia, paro de la CGT argentina que es un aparato sindical de trayectoria política sinuosa.

Héctor Timerman, ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, advirtió ayer ante la Cumbre Social que se desarrolla en un estadio de Mendoza, Argentina, que “hay intereses que quieren voltear a la presidenta Cristina Fernández”.

Timerman fustigó al diario bonaerense La Nación por haber justificado en un editorial el golpe contra el presidente de Paraguay, Fernando Lugo. “Ustedes no se imaginan cómo golpean, cómo acosan, cómo utilizan la palabra libertad cuando quieren decir dictadura”, advirtió.

En ese panorama de avance y peligro se realizan hoy las elecciones generales en México, en las que se juega no solo el destino de México. El mapa político, económico y social de América Latina puede alcanzar un vuelco epocal si triunfa el candidato progresista Manuel López Obrador.

Las encuestas indican, sin embargo, una amplia ventaja para el candidato Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional, el PRI, el partido de las matanzas, la corrupción y el fraude, que durante 70 años gobernó México.

Peña Nieto es en el fondo el continuador no solo de las tradiciones de su partido, sino también de la política que durante dos periodos aplicaron los presidentes que representaron al derechista Partido de Acción Nacional (PAN).

La derecha mexicana tiene una gran experiencia en materia de fraude. Por eso, sin duda, el Latinbarómetro acaba de hallar que el 71 por ciento de los electores mexicanos cree que hoy puede haber fraude.

En México no hay segunda vuelta electoral. Gana el que tiene más votos, aunque no llegue al 50 por ciento.

Dentro de pocas horas se sabrá si México pone fin a 30 años de políticas neoliberales, que han arruinado a millones de campesinos, lanzado a la calle a millones de obreros y empleados y convertido al país en un territorio inseguro, donde los narcos matan ciudadanos y alquilan generales.

Loading...



...
César Lévano

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com