Mesas de monólogo

Yehude Simon, presidente del Consejo de Ministros, publicó este miércoles en El Peruano una Resolución Ministerial que ordena el establecimiento de Mesas de Diálogo entre la Confederación de Trabajadores del Perú (CTP) y prácticamente todos los ministerios.

| 27 febrero 2009 12:02 AM | Columna del Director |440 Lecturas
440  

La CTP, como se sabe, es organización dirigida por el Apra y vibrante defensora del gobierno aprista.

La resolución destaca que la CTP ha manifestado su voluntad de colaborar a fin de alcanzar solución para los problemas que se pudieran generar “entre los trabajadores y el Poder Ejecutivo a través de la vía del diálogo y la concertación”.

Hay una intención turbia en el dispositivo. En primer lugar, porque los conflictos laborales surgen no sólo entre el Ejecutivo y los trabajadores, sino también y sobre todo entre los trabajadores y las empresas.

Hay, sí, conflictos en que el Estado carga con el peso de la culpa, porque adopta medidas que no sólo no resuelven problemas, sino que los crean.

Tal es el caso del Decreto Legislativo 1057, dictado en junio de 2008, sobre el Régimen de Contratación Administrativa de Servicios.

La Confederación Nacional de Trabajadores del Estado (CTE-Perú) denunció el 13 de enero reciente ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el DL mencionado, por considerar que no garantiza el derecho de asociación sindical.

La OIT acaba de comunicar que “ha intervenido nuevamente” ante el gobierno de Perú, por ese Decreto violatorio de los Convenios 87, 98 y 151 de la OIT.

¿Cómo va a actuar la CTP aprista frente al reclamo de los trabajadores estatales?

Mucho me temo que va a recurrir a demandas quejumbrosas y ruegos tan insistentes como estériles. Es decir, la doctrina de la mesa redonda que en los años 50 y 60 del siglo pasado condujo al descrédito a la CTP y encogió la influencia aprista en los sindicatos.

He ahí la piedra de toque del sindicalismo aprista, que se puede convertir en piedra del escándalo.

La Resolución Ministerial sobre Mesas de Diálogo no sólo esconde el enigma sobre qué dirá un sindicalismo oficialista frente a sus mandantes oficiales.

Más grande aún es el enigma número dos: con quién va a dialogar el Ministerio de Agricultura si la CTP no tiene ni un minúsculo organismo agrario (claro que estarán pensando en inventar alguno).

Todavía mayor es este enigma: ¿por qué Yehude Simon quiere conformar Mesas de Diálogo con la poco representativa, en verdad impresentable, CTP, y no las establece con la Confederación Unitaria de Trabajadores (CUT), y las muy representativas Conveagro y la Junta Nacional de Usuarios de los Distritos de Riego del Perú?

Cierto, conversar no es pactar. Pero en tiempos de crisis, de despidos y ofensiva antisindical, el diálogo no basta. El sindicalismo debe exigir, con energía y tacto a la vez, soluciones.

Loading...



...
César Lévano

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario