Menem-Fujimori: almas gemelas

La Cámara Federal de Casación Penal de la Argentina ha sentenciado al expresidente Carlos Menem por el contrabando de armas para Ecuador en pleno conflicto del Cenepa. Ese hecho debería traer a la memoria varios aspectos: 1. Fue un envío ilegal de miles de toneladas de armas destinadas a matar peruanos. 2. Menem lo hizo a pesar de que Argentina era garante del Protocolo de Río de Janeiro, que restableció la paz entre Ecuador y el Perú. 3. Alberto Fujimori ha reconocido que supo del alijo, pero se calló… ¡porque la Argentina era garante de la paz!

| 12 marzo 2013 12:03 AM | Columna del Director | 1k Lecturas
1041

La cosa era al revés. ¡Precisamente porque la Argentina era garante había que denunciar ese delito!

Había en el fondo una complicidad política y moral entre Fujimori y Menem. Ambos habían llegado al poder desde los extramuros de la política. Ambos habían subido con promesas de cambio y de afirmación nacional, y se entregaron en los brazos del FMI y el Banco Mundial, en un aluvión de privatizaciones con grandes tajadas para la corrupción. Ambos tenían y conservan cuentas bancarias secretas.

Menem y Fujimori exhibieron vidas paralelas, además, en la esfera privada. Si el argentino suprimió la entrada de su esposa a la casa conyugal, el mandón peruano mandó soldar rejas de Palacio para que su esposa, doña Susana Higuchi, no pudiera ingresar a su habitación.

El gran periodista bonaerense Daniel Santoro, quien durante años trabajó para esclarecer el hecho y recibió por ello el Premio Internacional de Periodismo “Rey de España”, relata en su libro Técnicas de Investigación cómo se adentró en el caso:

“La Primera versión, muy breve y esquemática, apareció en el diario La República de Lima. Mi único ‘talento especial’ fue que ese día, mientras hacía mi ronda habitual cubriendo la Cancillería argentina, vi salir al embajador de Perú con cara de enojado. Desconfié de la desmentida del gobierno de Menem. Ante mis preguntas insistentes, una alta fuente de ese ministerio admitió que se había comenzado una investigación interna para saber si la versión era cierta, y responder las quejas de Perú”.

Santoro refiere que un abogado le ofreció 50 mil dólares para que dejara de investigar; “pero preferí”, escribe, “seguir siendo un periodista que vive de su trabajo”. No faltó la amenaza de muerte.

Frente a la Corte de Casación, Menem anuncia que va a apelar. Dice: “Soy inocente por mi actuación como presidente que se limitó a firmar decretos de exportación de armas a Venezuela y Panamá”. En realidad ese era el barajo.

Dice Santoro en su libro que Oscar Camilión, ministro de Defensa de la Argentina, “había permitido que un avión cargado de armas de guerra despegara de Ezeiza, en plena guerra entre Ecuador y Perú, seguramente porque sabía que se trataba de un negocio del que participaba Emir Yona” (cuñado de Menem).

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | | |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com