Mecen la cuna de la democracia

La derecha ha obtenido en Grecia una victoria que es casi un empate. El partido izquierdista Syriza, que hace un año tenía apenas 4 por ciento de intención de voto, ha obtenido 26.5 por ciento de sufragios. Las elecciones se cumplieron en medio de una campaña furiosa, delirante, del poder mediático manejado por la finanza internacional.

| 19 junio 2012 12:06 AM | Columna del Director |1.4k Lecturas
1452

Un reportero occidental calificó como “insoportable” la presión extranjera.

Declaró un ciudadano griego antes del voto: “A la cuna de la democracia la manejan desde el exterior”.

Lo cierto es que la pequeña Grecia tiene un peso enorme en los destinos de la economía y las finanzas internacionales. La derecha buscaba por eso una victoria abrumadora del partido derechista Nueva Democracia. No la ha obtenido. Sin mayoría en el Parlamento, Nueva Democracia necesita formar una coalición, y desde afuera le exigen que la forme de urgencia. La economía capitalista mundial necesita, para no hundirse en una catástrofe financiera, aliviar la tragedia griega.

La información mundial indica que las elecciones no han significado una solución. El pánico continúa en Europa. En Grecia los capitales han emprendido una fuga desesperada. Antes de la elección, los ahorristas griegos retiraron dos mil millones de euros de los bancos locales.

Alexis Tsipras, el joven líder del joven partido Syriza, ha precisado que no aceptará entrar en coalición con Nueva Democracia y que emprenderá una oposición decidida contra las exigencias del Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea y, en particular, Angela Merkel, la canciller de Alemania.

Las fuerzas populares han avanzado, pese a todo, y esa realidad es tan notable que Antoni Samaras, líder de Nueva Democracia, ha tenido que declarar que, si logra crear una coalición, iniciará una renegociación de las condiciones impuestas a Grecia.

Probable aliado de Nueva Democracia es el Pasok, el partido socialdemócrata que fue mayoritaria fuerza popular, y se hundió como el Apra, en un abismo de corrupción y complicidad con la derecha.

La lucha continúa. Y también el suspenso.

En Grecia se libra una batalla que tendrá repercusiones mundiales, que pueden ir más allá de Europa. Por algo tiemblan las bolsas de valores del planeta.

Entretanto, ayer hubo también elecciones en Francia, para elegir legisladores, y el resultado puede influir en el proceso griego. El Partido Socialista, del Presidente François Hollande, que tenía 204 diputados logra 314 (sólo necesitaba 289 para alcanzar la mayoría absoluta). Otras fuerzas de izquierda aseguran un gobierno cómodo al mandatario galo. Hollande ha demostrado, con el retiro de los soldados franceses de Afganistán, que discrepa de las posiciones extremas de la derecha atlántica. Puede abrir un nuevo capítulo en la tragedia griega.

Loading...



...
César Lévano

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com