Los árboles se van

El sábado 24 de noviembre, el diario parisiense Le Monde publicó un informe abrumador titulado: “Dos tercios de los árboles del mundo están amenazados de desaparición”.

| 30 noviembre 2012 12:11 AM | Columna del Director | 992 Lecturas
992

El texto se basa en un estudio de la revista científica Noture, edición de noviembre. Le Monde subraya que por primera vez un vasto estudio internacional emprende un examen global del fenómeno. En 220 especies de árboles repartidas en 80 regiones de climas diversos se presenta una vulnerabilidad alarmante para el futuro de los ecosistemas.

Alrededor del 70 por ciento de los árboles estudiados están al filo de la navaja, pues funcionan en el límite de la embolia, es decir, de la obstrucción circulatoria de su savia. Son estrechos sus márgenes de maniobra, sea que crezcan en zona tropical o en zona templada.

El mapa global que acompaña al informe muestra bajo amenaza a toda la vasta, multinacional Amazonía. También los bosques de Canadá y Estados Unidos aparecen como zonas críticas.

Los autores de la investigación consideran que la sequía es la fuente de la amenaza. “Todos los árboles de todos los bosques del globo viven permanentemente en el límite de su ruptura hidráulica. Existe, pues, una convergencia funcional global de la respuesta de estos ecosistemas a la sequía”, escribe el profesor francés Hervé Cochard, coautor del estudio dirigido por Brendan Choat, de la Universidad de Sidney Occidental (Australia), y Steve Jansen, de la Universidad de Ulm (Alemania).

El trabajo glosado por Le Monde arroja luz violenta sobre un hecho de la actualidad: la sequía que azota a más de la mitad del suelo de los Estados Unidos.

“En veinte años”, comprueba otro estudio citado por Le Monde, “las superficies que sufren desaparición de bosques se han multiplicado por cuatro”.

La información aquí señalada debiera ser examinada en sus fuentes por las autoridades pertinentes del Perú. El bosque no es tierra de nadie, que debe ser entregado a una explotación desenfrenada, como propugnó Alan García en la serie El síndrome del perro del hortelano publicada en El Comercio.

Más del 60 por ciento del suelo peruano está cubierto por bosques tropicales. Somos el cuarto país con mayor superficie de estos ecosistemas. Esos bosques, que el doctor García querría extirpar hasta sus raíces, son un bien para el planeta y, para los peruanos, una fuente de agua, alimentos y plantas medicinales, así como hogar de pueblos indígenas y paraíso de una biodiversidad que tiene el color verde de la esperanza.

Si el bosque amazónico desapareciera, aniquilado por la explotación irracional y la sequía, no solo los árboles caerían. La riqueza, la belleza, el color vivo de la fauna y la flora, el fluir y la fuerza de los ríos padecerían de muerte.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario

Espere...