Las mofas de Canaán

El empresario dominicano Fortunato Canaán busca limpiarse por los nexos turbios que estableció con Rómulo León para conseguir una concesión petrolera y prometedoras relaciones con la cúpula del gobierno aprista.

| 29 octubre 2009 12:10 AM | Columna del Director | 497 Lecturas
497

Es posible que también quiera ocultar tratos de su empresa Fortluck-Medicam con EsSalud.

Canaán posee sentido del humor. Cuando en Santo Domingo le preguntaron por Rómulo León, declaró: “Él fue mi empleado, pero hace seis meses que no tengo empleado”. Su empresa constructora de hospitales tiene una chispa de humor en su denominación: se llama Fortluck (es decir: Suerte, Fortunato).

Pero lo empaña una línea de sombra. No se sabe, por ejemplo, por qué tiene prohibido el ingreso en Estados Unidos.

Sus lazos con políticos apristas, incluso el ex presidente del Consejo de Ministro Jorge del Castillo y el presidente Alan García, arrojan otras sombras.

A Del Castillo le dijo, el 30 de enero del año pasado: “Quiero que tú seas el beneficiario político de todo esto”. Puede suponerse que el dominicano quería significar que el faenón de Rómulo León y Alberto Químper iba a traducirse en fondos para la campaña presidencial que alistaba el ex premier.

Ese mismo sentido encierra, inescapablemente, lo que Canaán dijo a Del Castillo el 18 de agosto de 2007 (tres días después del cataclismo en Ica): “las grandes catástrofes siempre han servido de trampolín para realizaciones históricas”.

Como los audios han revelado, Canaán estaba en negociaciones con el inexplicable ministro de Salud Hernán Garrido Lecca para la construcción del Hospital de Emergencia, del Hospital del Niño y de varios nosocomios en la zona siniestrada.

Como se ve por el fax que envió el 9 de febrero del 2008 a Rómulo León, Canaán quería llevar a cabo su propio faenón no sólo con el petróleo. Propone, en ese mensaje, encarecer tramposamente, con ayuda de “arquitectos nuestros”, cada metro cuadrado de los hospitales a construir.

Sería bueno seguir la pista de esa actividad, contraria a los intereses de la seguridad social. Personal de EsSalud informa que hay fotos de Canaán con Fernando Barrios, presidente del Seguro y amigo personal de Alan García.

En su edición de julio, la revista alemana Cicero, “magacín para la cultura política”, publicó el texto del filósofo Peter Sloterdijk “Cleptocracia del Estado”. Entre los ejemplos de robos expone el de Vladímir Putin, el gobernante de Rusia que sigue siendo el poder detrás del trono. Es, precisa, “un hombre sin abolengo que en pocos años a la cabeza del Estado ha podido acumular una fortuna personal de veinte mil millones de dólares”.

No nos consolaremos con las dimensiones planetarias del mal. Nos gustaría sí saber a cuánto ascienden las fortunas personales de Alan García, Jorge del Castillo y Enrique Cornejo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario