Las banderas del 1º de Mayo

Hace 107 años, los trabajadores del Perú conmemoraron por primera vez el Primero de Mayo, fecha que recuerda la lucha de los obreros de Estados Unidos por la jornada de ocho horas, y el sacrificio de los ahorcados en Chicago por pregonar ese derecho y por organizar sindicatos.

| 01 mayo 2012 12:05 AM | Columna del Director | 2.3k Lecturas
2323

Desde entonces el mundo, en general, ha avanzado socialmente, no en el Perú.

El Primero de Mayo de 1905, la Federación de Obreros Panaderos “Estrella del Perú” organizó, por iniciativa de su presidente, Manuel Caracciolo Lévano, dos actos históricos. Uno fue la romería a la tumba de Florencio Aliaga, joven portuario asesinado un año antes. Los estibadores del Callao aún no tenían sindicato en 1904, pero se declararon en huelga reclamando aumento salarial y jornada de ocho horas (este reclamo lo retiraron enseguida).

El otro acto fue una velada en la que hablaron Manuel González Prada y Manuel C. Lévano. Los textos de esos discursos fueron publicados íntegramente en el diario La Prensa, al día siguiente.

El discurso de González Prada, “El intelectual y el obrero”, fue reproducido durante décadas en Lima y provincias (consta en mi archivo). José Carlos Mariátegui lo reprodujo en Labor.

El escrito de mi abuelo constituye el primer programa socialista del país.

Gravita en el texto el llamado a la organización de tipo sindical, a la lucha por las ocho horas, aumento de salarios, descanso dominical, supresión del trabajo nocturno, seguridad social frente a accidentes, invalidez y ancianidad. El horizonte del discurso no se limita a las reivindicaciones inmediatas. Llama a “la redención social”. Es decir, la revolución.

Algunas conquistas reclamadas hace 107 años fueron logradas mediante huelgas, paros, matanzas, prisiones, torturas. Varias, por ejemplo las ocho horas, han sido suprimidas de facto. Hasta el derecho a la sindicalización se extingue mediante despidos.

Triste es comprobar que esos abusos continúan. En el Perú, en este Día Internacional de los Trabajadores, el proletariado urge de conquistas y reconquistas.

Este lunes, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) difundió su Informe sobre el Trabajo en el Mundo 2012: Mejores empleos para una mejor economía. La nota general es sombría:

“Hoy faltan 50 millones de empleos en el mundo en comparación con la situación que había antes de la crisis económica mundial de cuatro años atrás”.

“Es poco probable que durante los próximos dos años la economía mundial crezca a un ritmo suficiente para reducir el actual déficit de empleo, y ofrecer trabajo a más de 80 millones de personas que se calcula entrarán en el mercado laboral durante este período”.

Solo Brasil, Uruguay e Indonesia han aumentado la tasa de empleo. “Esto”, dice la OIT, se debe a la introducción de políticas sociales y laborales adecuadas.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com