La semana del viraje

Todas las encuestadoras han señalado en los últimos días dos cambios notables respecto a la revocación de Susana Villarán: 1. La reducción de la ventaja del Sí; 2. El ritmo acelerado con que crece el No. Si ese compás persistiera en las próximas cuatro semanas, el triunfo de la alcaldesa estaría asegurado.

| 25 febrero 2013 12:02 AM | Columna del Director | 1k Lecturas
1066

Todas las encuestadoras han señalado en los últimos días dos cambios notables respecto a la revocación de Susana Villarán: 1. La reducción de la ventaja del Sí; 2. El ritmo acelerado con que crece el No. Si ese compás persistiera en las próximas cuatro semanas, el triunfo de la alcaldesa estaría asegurado.

El ritmo de avance del No es de casi un punto cada día. Bastaría la mitad de esa cadencia para la victoria anunciada.

Los datos de CPI impresionan: en la primera semana de enero la ventaja del Sí era de 30 puntos. En la segunda semana de febrero esa ventaja se había reducido a 18 puntos. En la tercera semana, aquella se había encogido a ocho puntos. La resultante es 50.6 por ciento para el Sí, 42.4 para el No.

IPSOS, en su simulacro de votación para El Comercio, halla un nivel parecido: Sólo nueve puntos de ventaja para el Sí. Esta empresa indica que del 15 al 22 de febrero el Sí bajó del 58.1 por ciento al 54.5 por ciento: casi cuatro puntos en una semana. El No crece, en cambio, de 41.9 a 45.5 por ciento: un progreso de 3.6 por ciento en una semana.

Cuando IPSOS preguntó qué opinaban respecto al apoyo de partidos al Sí o al No, el resultado fue elocuente. La mayoría aprobaba el voto por el Sí del Partido Popular Cristiano (PPC) y de Perú Posible. La mayoría, a su vez, cree que el apoyo del Apra al Sí perjudica a este sector. Un rechazo equivalente al “no me defiendas, compadre”. Por lo contrario, la mayoría aprueba el alineamiento de Solidaridad Nacional por el Sí.

Un dato notable en IPSOS es el alto índice de apoyo al No en todas las clases sociales.

Alfredo Torres, director de IPSOS, precisa: “El trabajo en la calle sigue siendo fundamental. En la última semana, el respaldo al Sí se ha mantenido sólido en el este y el sur de Lima, mientras que el No ha conservado su apoyo mayoritario en la zona conocida como Lima moderna –donde residen los niveles A y B de la ciudad– y ha avanzado en el centro y Lima norte”.

En la semana del viraje de la opinión pública, ese es, creo, el viraje mayor, el gran viraje. La izquierda tiene allí un gran predicamento y un campo de acción.

Sorprendentes son algunos de los resultados de CfK. Por ejemplo, asegura que el 60 por ciento del sector C apoya el Sí contrario a la alcaldesa.

CfK, la encuestadora de La República, es, por supuesto, más pesimista respecto al progreso de Susana Villarán. En su simulacro de revocación adjudica 49 por ciento al Sí; 38 por ciento al No. Once puntos de ventaja para los revocadores. Hernán Chaparro, gerente de la encuestadora, considera que los contrarios a la alcaldesa razonan “con sencillez”: si no cumple, que se vaya. “Además”, dice, “sienten que cualquier otra persona podría hacerlo mejor” (¡!).


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

1.01621103287