La riqueza extrema

Oxfam, la organización internacional que promueve el desarrollo y lucha contra el hambre, ha publicado un informe inquietante: las 100 personas más ricas del planeta obtuvieron en un año, en el 2012, ingresos netos (después de pagar impuestos) de 240 mil millones de dólares. Con esa suma, calcula Oxfam, se podría acabar cuatro veces con la pobreza extrema que sufren millones de personas.

| 22 enero 2013 12:01 AM | Columna del Director | 1.5k Lecturas
1519

El informe precisa que el uno por ciento de las personas más ricas del mundo ha incrementado sus ingresos en un 60 por ciento en los últimos 20 años, y la crisis financiera no ha hecho más que acelerar ese proceso, en lugar de ralentizarlo.

Señala Oxfam que la riqueza y los ingresos extremos no solo no son éticos, sino que además son económicamente ineficientes, políticamente corrosivos, dividen a la sociedad y son destructivos para el medio ambiente. Se estima, expresa el texto, que cada persona del uno por ciento más rico utiliza unas diez mil veces más carbono que un ciudadano estadounidense medio.

Noam Chomsky ha publicado recientemente, con el sello editorial de Penguin Books, un libro en que, entre muchas otras cosas, se advierte sobre la catástrofe medioambiental que nos amenaza, por culpa del gran empresariado yanqui. Me refiero a Making the future (construyendo el futuro), publicado simultáneamente en varios países de habla inglesa.

Dice Chomsky: “Prácticamente todos los países del mundo están tomando medidas para por lo menos limitar el daño ambiental. Los Estados Unidos están dando pasos para atrás. Operativos de propaganda a gran escala, abiertamente promovidos por la comunidad de los negocios, buscan convencer al público de que el cambio climático es solo un engaño liberal. ¿Por qué prestar atención a esos científicos?”.

El volumen de Chomsky exhibe en su portada este juicio de John Pilger: “Noam Chomsky es una inspiración en todo el mundo –para millones, sospecho– por la simple razón de que es un anunciador de la verdad a escala épica”.

Oxfam afirma que los líderes deben aprender de los éxitos actuales de países como Brasil, que ha crecido rápidamente al tiempo que reducía la desigualdad – así como el éxito histórico de los Estados Unidos en los años 30 cuando se implantó el New Deal (Nuevo Trato) de Roosevelt que ayudó a reducir la desigualdad y a atajar los intereses espurios.

Acabar con los paraísos fiscales –que albergan cerca de 32 billones de dólares (o una tercera parte de la riqueza global)– podría generar, sostiene Oxfam, 189.000 millones de dólares adicionales en recaudación tributaria. Además, el New Deal debería incluir elementos como:



- Revertir la tendencia hacia sistemas fiscales regresivos

- Medidas que incrementen los salarios en relación con los

rendimientos crecientes del capital

- Incrementar las inversiones en los servicios públicos.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

0.545582056046