La razón de la sinrazón

Por calles, plazas y correos electrónicos circula una diatriba publicada por La Nación, el diario oficial de Chile, contra el presidente del Perú, Alan García.

| 11 abril 2008 12:04 AM | Columna del Director | 463 Lecturas
463

El texto lleva la firma del columnista Antonio Gil y, conforme a principios de ética periodística, no podía ser censurado por la dirección del periódico.

Pero el hecho de que aparezca en un órgano que expresa la ­opinión del gobierno de Chile y de que esto ocurra en momentos en que se procesa un diferendo entre nuestros dos países, lleva a pensar que las injurias contra García fueron inspiradas o ­alentadas por la dirección política del cotidiano, es decir, el gobierno de Chile.

Hay, además, como luego veremos, una razón –o sinrazón– coyuntural: la reciente visita al Perú de Sebastián Piñera, líder de la oposición derechista chilena, al cual el oficialismo de su país considera un rival de alto riesgo, al cual hay que enlodar.

Prueba de esto es el título mismo de la columna bajo observación: “Que Piñera se lave las manos”.

Dice el columnista Gil que Piñera debería lavarse las manos con alcohol después de haber estrechado la diestra del mandatario que “se hundió hasta el codo en las arcas fiscales del Perú, pueblo sin memoria”.

“Piñera estrecha efusivamente la mano que se birló los fondos multimillonarios de un tren ­eléctrico que jamás funcionó” y que “agarró, a puñados, las millonarias coimas por la compra de los Mirage”, agrega Gil.

Reprocha Gil a Piñera haber estrechado “la misma tierna manecita que levantó el teléfono para ordenar la cobarde matanza de 300 prisioneros en las cárceles de Lurigancho, El Frontón y Santa Bárbara”.

Ninguno de los cargos enumerados contra García es novedad. Lo novedoso es que un vocero gubernamental extranjero se permita formularlos. Es como si en el diario oficial El Peruano se publicara una invectiva contra la presidenta Michelle Bachelet por haber ultrajado la memoria de Salvador Allende, al aplicar una política neoliberal.

Las autoridades, reiteramos, las autoridades chilenas debe­rían dejar que los peruanos ventilemos en casa los problemas peruanos. Les aconsejamos, además, que no nos crean tan desmemoriados.

En el diario santiaguino El Mercurio del martes último encontramos una explicación del ataque contra García: el blanco directo es Piñera, previsible candidato presidencial.

Joaquín Fernándois, columnista del cotidiano, escribe: “el fuego graneado contra Piñera se adivina fácilmente como ­una estrategia de marcación al hombre, hasta provocarle una lesión que lo dañe irreparablemente en la contienda.”

La Nación ha disparado contra el político peruano más genuflexo ante Chile. En el fondo, quería matar de un tiro dos pájaros de alto vuelo. Uno de ­ellos, el peruano, está ya bastante alicaído.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario