La desigualdad prospera

El diario bonaerense Página 12 publicó ayer un informe de su corresponsal en París, Eduardo Febbro, que obliga a pensar: el capitalismo no tiene remedio. Mejor dicho, bajo el capitalismo los trabajadores no tienen remedio. Informa el texto que el Partido Socialista francés ha implantado, en efecto, un “pacto nacional por el crecimiento, la competitividad y el empleo”, cuyo eje consiste en 20 mil millones de créditos en impuestos, lo cual beneficiará a las grandes empresas.

| 11 noviembre 2012 12:11 AM | Columna del Director | 1k Lecturas
1071

Traicionando sus promesas electorales, el Presidente François Hollande impone, por otra parte, un aumento en el impuesto a las ventas que castiga a las mayorías.

El texto de Página 12 arroja luz sobre un amplísimo documento de la revista londinense The Economist (13 de octubre, informe especial, 24 páginas). El documento del semanario inglés se refiere a ricos y pobres.

Se presentan ahí cifras pavorosas sobre el desarrollo mundial… de la desigualdad. La participación del uno por ciento más rico en el ingreso nacional se ha duplicado desde 1980 de 10 a 20 por ciento. “Aun más asombroso”, escribe The Economist, “la parte que va al 0.01 por ciento más alto –unas 16.000 familias con un ingreso promedio de 24 millones de dólares– se ha cuadruplicado, de poco más de 1 por ciento a 5 por ciento”.

Este es un desarrollo extraordinario, precisa The Economist, y no se limita a los Estados Unidos. Gran Bretaña, Canadá, China, India e incluso la igualitaria Suecia han visto crecer la parte del ingreso nacional del que se adueña el uno por ciento.

Indica el texto que la lista de ricos de la revista estadounidense Forbes señala que los Estados Unidos tiene 421 billonarios, Rusia 96, China 95 e India 48. El hombre más rico del mundo es el mexicano Carlos Slim, quien posee 69 mil millones de dólares.

Desde luego que la prosperidad de esos personajes no es compartida con los demás ciudadanos. En los Estados Unidos hay cien millones de pobres y 50 millones sin seguro médico. El desempleo no disminuye.

Señala el informe que, después de que la crisis estallara, el rescate brindado a los bancos lanzó luz sobre la injusticia (unfairness) “de un sistema en que los banqueros millonarios reciben fianzas mientras que la gente ordinaria perdió sus casas y sus empleos”.

América Latina ocupa, desde hace décadas, la región de mayor desigualdad en el mundo. El escrito de The Economist nos dedica este párrafo:

“Pese a la falta de matices, el debate actual sobre la desigualdad tendrá importantes consecuencias. La inestable historia de Latinoamérica, desde hace mucho el continente con mayor brecha de ingresos, sugiere que los países gobernados por atrincheradas elites de ricos no marchan bien.”

Ya lo había expresado Basadre: “El Estado empírico y el abismo social” son la fuente de nuestros males.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com