Israel mata y desafía

Israel comunicó ayer que no va a acatar la resolución 1860 del Consejo de Seguridad de la ONU que pide el cese inmediato del fuego en Gaza.

Por Diario La Primera | 10 enero 2009 |  411 
411  

Israel tiene el respaldo de Washington, y por eso desafía la opinión y los sentimientos de la humanidad.

El acuerdo del Consejo de Seguridad adoptado el jueves contó con el voto de 14 de sus miembros. Sólo hubo un voto en contra: el de Estados Unidos.

Esta correlación indica hasta qué punto el gobierno imperialista se encuentra aislado y también cuán honda es su complicidad con Israel.

Hay que precisar que el Consejo se compone de cinco miembros permanentes (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña) y diez no permanentes.

Estos últimos son elegidos por la Asamblea General para un período de dos años.

El 1 de enero de 2009 ingresaron al Consejo Austria, Japón, México, Turquía y Uganda (en reemplazo de Bélgica, Indonesia, Italia, Panamá y Sudáfrica).

Si se examina con atención el equipo del Consejo, se encuentra que en él predominan los que tienen regímenes derechistas, aliados de Estados Unidos.

Es el caso, en particular de Francia, cuyo presidente, Nicolas Sarkozy, justificó hace pocos días las acciones israelíes.

Que, a pesar de esa composición derechista, el Consejo haya aprobado una resolución que no sólo pide cesación del fuego en la Franja de Gaza, sino que además condena todo acto de hostilidad contra civiles y todo acto de terrorismo, revela el grado de repudio que han generado los crímenes de Israel.

El terrorismo de Estado se descarga en Gaza contra cada casa, contra cada hogar. Busca eliminar civiles palestinos.

En los últimos veinte años, han abundado las denuncias de que la represión y las matanzas efectuadas por Israel se guían por una elección selectiva de jóvenes y niños.

Documentales de todas las orientaciones revelan que esos son los blancos preferidos por la soldadesca sionista. Se trata, pues, de una guerra genocida. Hasta en eso el sionismo se inspira en los nazis.

Duelen, duelen sobre todo, las imágenes de niños palestinos muertos o heridos.

Ese horror me suscita un recuerdo. Cuando las tropas nazis avanzaban en suelo ruso, y éste libraba una heroica guerra de resistencia, casa por casa en algunas ciudades, el mundo exigía a las potencias occidentales que abrieran un segundo frente.

Cierto día hubo en el Madison Square Garden de Nueva York un mitin para exigir esa apertura. Chaplin estuvo entre los asistentes. Un periodista, al verlo, le preguntó:

-¿Es usted comunista?

Chaplin respondió:

-Yo no sé nada de comunismo. Sólo sé que una madre rusa llora, como todas las madres del mundo, cuando le matan un hijo.

He ahí una de las razones por las cuales Israel se está ganando el desprecio y el repudio de las madres -y los niños y los jóvenes- del mundo.

Referencia
Propia



    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

    Loading...

    Deje un comentario