Indulto condenado

Desde los sectores más diversos de la opinión se adelantan alertas respecto a la posibilidad de que el Presidente Ollanta Humala indulte a Alberto Fujimori, quien tantos crímenes contra los derechos humanos cometió.

Por Diario La Primera | 04 oct 2012 |    

Los familiares de Fujimori piden el indulto por razones humanitarias, en el supuesto de que está gravemente enfermo. Pero hasta los partidarios del exdictador reconocen que su vida no peligra, ya que ni siquiera sufre de cáncer, según autorizados diagnósticos médicos. Además, sabido es que este autor intelectual de matanzas de inocentes goza de un régimen de prisión privilegiado, de lujo.

Un abogado tenaz y apasionado del indulto a Fujimori ha resultado el doctor César San Martín, presidente del Poder Judicial. No nos sorprende. Hace mucho supimos, y lo revelamos en estas páginas, que San Martín es amigo íntimo de Santiago Fujimori. Esa amistad se reforzó cuando el entonces presidente de la República se fugó del país y renunció por fax a la primera magistratura con que los ciudadanos lo habían honrado.

Una orquestación mediática y política indica que los sectores más retrógrados de la sociedad peruana esperan conseguir de Humala una medida que el país y amplios sectores de la opinión internacional condenarían con ira.

El Presidente ha expresado que el indulto no está en la agenda. Muy bien. Sabido es, sin embargo, que la agenda de un gobernante suele ser cambiante y sorpresiva, sobre todo cuando éste no responde a una doctrina, a unos principios, a una ética.

Muchas concesiones a la extrema derecha del país no estaban en la agenda, pero han sido sacadas del sombrero y aplicadas. El caso más notable es la declaración de “Conga va”, que tanto problema y malestar acarreó. Era tan sorpresiva esa toma de posición, tan autoritaria, que el propio régimen tuvo que enmendar su plana: encargó un nuevo estudio ambiental, prueba de que el anterior, aprobado por Alan García, tenía huecos y socavones.

Ahora, por supuesto, Luis Castilla, ministro de Economía, repite, sin decir “¡agua va!”, que Conga va. Prueba adicional de que la agenda es cambiante, y de que el ministro de las grandes mineras, la banca y las transnacionales es quien la impone al primer mandatario.

El doctor San Martín asegura que no hay ninguna decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que establezca que el indulto no se aplica en crímenes de lesa humanidad. Debe de ser porque a nadie se le ha ocurrido semejante ofensa a la justicia y a la dignidad humana.

Por lo demás, ilustres juristas, con pergaminos brillantes en la defensa de los derechos humanos, como el doctor Avelino Guillén, señalan que sí hay dispositivo interamericano contra el indulto para violadores de los derechos humanos.

Por su propio bien, señor Presidente, no olvide el antiguo refrán: “El que siembra vientos cosecha tempestades”.


    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com