Hijos desnaturalizados

Todo el mundo celebra hoy el día de la Tierra, de la Madre Tierra. Pero dudo de que la Pacha Mama tenga mucho que agradecer a sus hijos desnaturalizados. Sobre todo los de Estados Unidos, que tienen la culpa del 25 por ciento del calentamiento global. Ese calentamiento que está destruyendo, por ejemplo, los nevados que alimentan al río Chillón y el río Rímac y cuya desaparición –la de los nevados y los ríos– puede hacer que Lima deje de existir.

| 22 abril 2008 12:04 AM | Columna del Director | 973 Lecturas
973

En realidad, ésa es una posibilidad señalada en informes de Naciones Unidas sobre el medio ambiente. Bogotá es otra candidata a la eliminación.

Los pobres van a pagar caro el desastre que los países ricos han originado. El último informe de la ONU sobre desarrollo humano aporta datos sobre lo que va a ocurrir con los 2,600 millones de personas que viven con menos de dos dólares al día.

Entre los daños figura el desplome de los sistemas agrícolas, de resultas de la creciente exposición a sequías, altas temperaturas y patrones irregulares de precipitaciones pluviales. Algo de esto último está ocurriendo en parte de nuestra Amazonía, donde se padecen inundaciones que ya duran seis meses. Seis meses sin que el gobierno se dé por enterado.

En 1992, el científico inglés Edward Goldsmith publicó el libro The Way. An Ecological World-View (= El camino. Una visión ecológica mundial). Allí advertía: “La capa de ozono que protege de la radiación ultravioleta a los humanos y a otros seres vivientes se está agotando rápidamente; y nuestro clima está siendo transformado y desestabilizado de modo tal que dentro de los próximos cuarenta años experimentaremos condiciones climáticas en las que ningún ser humano ha vivido antes.”

El pronóstico se está cumpliendo al pie de la letra.

“Cada día hay nuevas pruebas. El cambio climático se ha convertido en una realidad personal para todos y cada uno de los habitantes de este planeta”, expuso en el 2007 Ban Ki-Moon, secretario general de la ONU. Señaló luego que un grupo de científicos estadounidense había precisado que el casquete glacial se está derritiendo más rápido de lo que se hubiera creído posible. Según esos cálculos, un 40% de la capa de hielo estival que cubría el océano Ártico habrá desaparecido en el 2050. El mar inundará muchas ciudades costeras e islas.

Los países ricos, con excepción de Estados Unidos, han empezado a tomar medidas preventivas. En Holanda, que, como se sabe, se sitúa por debajo del nivel del mar, se han construido casas que flotan sobre el agua.

Desmand Tutu, arzobispo sudafricano, ha ironizado: “Mientras los ricos están aprendiendo a flotar sobre el agua, los pobres están aprendiendo a nadar”. No pueden nadar durante todo un año, ni durante toda una vida.

Madre Tierra, ¿perdonarás a los criminales que sí saben lo que hacen?


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com