Golpes: ¿una nueva ola?

En los años 30 del siglo pasado avanzó en Nuestra América una ola de golpes militares. El dictador Augusto Bernardino Leguía fue derrocado por el comandante Luis Miguel Sánchez Cerro; en 1930. Ese mismo año se produjo en Argentina un cuartelazo. Se inició así una serie de pronunciamientos, gatillados en parte por la crisis económica global que había estallado en Estados Unidos en 1929, con the great crash.

| 24 junio 2012 12:06 AM | Columna del Director |  2.1k 
2142  

El toque de diana golpista continental había resonado en el Perú, en agosto de 1924. Ese año, el poeta argentino Leopoldo Lugones, invitado para las celebraciones del centenario de la batalla de Ayacucho, pronunció el discurso titulado La hora de la espada.

En el Teatro Municipal de Lima dijo entonces el poeta exsocialista: “En el conflicto de la autoridad con la ley, cada vez más frecuente porque es un desenlace, el hombre de espada tiene que estar con aquella. En esto consiste su deber y sacrificio: el sistema constitucional del siglo XIX está caduco.”

José Santos Chocano, “el poeta de América”, compartió esa tesis y, por esa causa, polemizó y asesinó a Edwin Elmore, el joven pensador que había condenado, con razones, la orientación fascista de Lugones y Chocano.

La argentina Cristina Mucci, en su libro Leopoldo Lugones. Los intelectuales y el poder recuerda que los intelectuales jóvenes de Argentina –Jorge Luis Borges, Leopoldo Marechal, Macedonio Fernández, Raúl González Tuñón-, que siempre lo habían admirado, lo condenaron en el diario Crítica.

En sus memorias Juan Domingo Perón señala cómo los golpistas de 1930 le encargaron, antes de su pronunciamiento, conseguir una copia del discurso de Lugones.

A partir de los casos del Perú y Argentina, los gobiernos civiles latinoamericanos fueron cayendo uno tras otro. Un estudio histórico señala que en casi el 30 por ciento de los casos, los golpes y las dictaduras resultaron de la intervención directa de tropas de Estados Unidos. Si se considera solo el Caribe y Centroamérica, hasta Panamá, la proporción se acercaría al 70 por ciento.

Más tarde, en los años 70 se dio una nueva ola de dictaduras, con nítido sello fascista y con inspiración, financiamiento y estímulo de Washington.

La segunda mitad del siglo XX se pobló en América Latina de golpes e invasiones estadounidenses. Ejemplos: golpe contra el presidente de Brasil Joao Goulart, culpable de haber invitado al Che; invasión de República Dominicana en abril de 1965; golpes en Uruguay y Chile 1973; dictadura militar en Argentina a partir de 1976; guerra sucia contra la Revolución Sandinista desde 1980; invasión de Panamá en 1989; golpe de Estado en Venezuela y golpe en Honduras en 2009.

Estos golpes y su manifestación en series está presente sin duda en la condenación al derrocamiento del presidente Fernando Lugo.

Loading...


En este artículo: | |


...
César Lévano

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com