García descubre la pólvora

El presidente Alan García es un descubridor excepcional. Descubre lo conocido y hasta lo que no existe.

Por Diario La Primera | 26 ago 2009 |    

Acaba de provocar un escándalo con la insinuación de que “Evo Morales tiene un acuerdo de gobierno con Chile” (entrevista con el diario La Tercera de Santiago).

García “reveló” que Bolivia y Chile tienen una agenda de trece puntos y ayer ha prometido que en Bariloche, la ciudad argentina donde se inicia este viernes la Cumbre Suramericana, averiguará cuál es esa agenda.

El ex canciller Luis Gonzales Posada reforzó el infundio de García, al declarar que es “evidente” que existe un acuerdo entre Chile y Bolivia respecto a los límites marítimos en el Pacífico.

En realidad, la negociación, aún no concluida, es de público conocimiento desde que se inició, hace tres años. Todo el mundo lo sabía. El único que no lo sabía, al parecer, es nuestro presidente.

La Nación, vocero oficioso del gobierno chileno, lo dio a conocer el 19 de julio de 2006, bajo el título de “Agenda Chile-Bolivia incluye demanda marítima”.

“Chile aceptó incluir la demanda marítima de Bolivia en la agenda de trabajo bilateral”, precisó el informe.

La fuente era una declaración conjunta, la cual señalaba que la agenda acordada incluía “la integración fronteriza, libre tránsito, integración física, tema marítimo, complementación económica, Silala y recursos hídricos”.

Silala es el río que Chile aprovechó durante décadas. El río es decisivo para la economía del norte de Chile, y, por eso, el 8 de este mes, Santiago ha concertado un acuerdo preliminar para, por fin, compensar por ese uso.

Tan conocida es la agenda, que el canciller del Perú, José Antonio García Belaunde, declaró este lunes: “Hay una agenda reservada que se conoce, hay trece puntos, uno de esos puntos es la salida al mar de Bolivia y es lo que vienen negociando hace tres años”.

¿Cómo explicar que el jefe del Estado peruano se dé por no enterado e incluso suponga, sin base, que Chile y Bolivia ya tienen un acuerdo bajo la mesa?

Una hipótesis puede ser que lo que busca es enconar aún más nuestras relaciones con Bolivia. Luis Solari Tudela, diplomático peruano de larga experiencia, hondo saber y probada cautela, ha dicho a El Comercio que la calificación de “pacto bajo la mesa” para describir la negociación de la agenda de 13 puntos es peyorativa y no contribuye a la armonía que debe haber.

Otra posibilidad es que García busque enturbiar la cita suramericana en Bariloche.

Varios países, sobre todo Brasil, iban a poner en la agenda el caso de las bases concedidas por Colombia a Estados Unidos, es decir, al Comando Sur del Pentágono, compuesto por halcones que programan derrocar gobiernos progresistas, reforzar el armamentismo de Colombia y Chile, y azuzar conflictos bélicos.


    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com