Francia: la izquierda avanza

Las elecciones presidenciales de ayer en Francia arrojan un avance general de la izquierda, un leve progreso de la ultraderecha y la virtual desaparición del centro. En momentos en que se acentúa la crisis económica europea, en que el derechista español Mariano Rajoy pierde, en un mes, ocho puntos, el voto francés expresa un cambio esperanzador en el clima político del mundo.

| 23 abril 2012 12:04 AM | Columna del Director | 2.4k Lecturas
2473

“La deprimida izquierda europea empezó a salir del pozo esta noche”, escribe El País de Madrid en su edición de hoy.

François Hollande, candidato del Partido Socialista Francés, obtenía, tras computarse el 79 por ciento de los sufragios, el 28 por ciento de éstos. Nicolás Sarkozy, el presidente que busca la reelección, obtenía el 26.9 por ciento.

Marine Le Pen, candidata del ultraderechista Frente Nacional, logró 19 por ciento. En 2002, su padre alcanzó 16.7 por ciento.

El Frente de Izquierda, apoyado por el Partido Comunista, acumuló un notable 11 por ciento (en anteriores comicios fluctuaba alrededor del cinco por ciento). El candidato del Frente ha sido Jean-Luc Mélenchon, considerado por los analistas galos como líder carismático, político principista y orador notable.

François Bayrou, candidato de las fuerzas centristas, quedó relegado al quinto puesto, al obtener solo un nueve por ciento. Christophe Barbier, editorialista de L’Express parisiense, había previsto el 11 de abril ese resultado, en columna titulada: “En medio de ninguna parte”. Los moderados, reflexionaba Barbier, no tienen posibilidades en la maniquea Quinta República Francesa.

Las encuestas preelectorales habían acertado al pronosticar el triunfo de Hollande en la primera vuelta. Ahora están apuntando a una victoria abrumadora del candidato socialista en la segunda vuelta, que se llevará a cabo el 6 de mayo, ahorita nomás. Las encuestas dan para esa fecha 54 por ciento a Hollande y 46 por ciento a Sarkozy.

Hay que seguir con atención el proceso de las próximas elecciones y examinar con lucidez sus probables repercusiones. Hollande declaró ayer, al depositar su voto: “El resultado de la segunda vuelta afectará a toda Europa”.

Mélenchon, por su parte, llamó, al cierre de su campaña, a votar “contra el eje Merkel-Sarkozy”. Es decir, contra los gobernantes de Alemania y Francia.

Todo revela que en el voto se juega el destino de los franceses y, además, la orientación futura de la decisiva Europa.

Entretanto, una encuesta de Metroscopia realizada para el diario El País indica que también en España la derecha está de capa caída. Rajoy, presidente del Gobierno, ha perdido ocho puntos en un mes. El Partido Socialista Obrero no capitaliza el descontento. La que crece es Izquierda Unida. También esto puede tener impacto ambiental en la política de Europa.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com