Enigmas de una encuesta

La reciente encuesta urbana de GFK, realizada para La República, nos brinda una sorpresa: el presidente Ollanta Humala sube siete puntos en el índice de aprobación. No es fácil saber por qué.

| 27 agosto 2012 12:08 AM | Columna del Director | 1.7k Lecturas
1702

La desaprobación alcanza el 50 por ciento.

El crecimiento se da en el nivel de los ricos, A y B: ahí la aprobación pasa de 41 a 49 por ciento. En el sector de la clase media, el C, casi no hay cambio: sube de 41 a 42 por ciento. La sorpresa aparece en el sector D, de los pobres, que presenta un salto de 35 a 44 por ciento. Nueve por ciento de avance en un mes. La sorpresa suma la da el sector E, de los muy pobres: la aprobación crece de 29 a 41 por ciento. Doce puntos.

Esa aprobación encierra algunos enigmas. Por ejemplo: el femenino sigue siendo el factor más opuesto al Presidente, pero, aun así, su aprobación sube de 32 a 38 por ciento.

Sin embargo, cuando la consultora interroga respecto a las razones de la desaprobación, el 45 por ciento lo basa en el alza de los precios. Bien sabido es que las mujeres, que suelen hacer la plaza, son las que más sienten el encarecimiento de los productos.

Cuando el sondeo pregunta por las razones de la aprobación, un 52 por ciento considera que Humala trabaja en programas sociales para los pobres. Un 40 por ciento opina que está luchando por la educación.

Pudiera ser que el punto de inflexión esté ahí. La prolongada huelga de un amplio número de maestros ha favorecido, paradójicamente, al gobernante. A ningún padre o madre de familia le agrada que sus hijos sean privados de la enseñanza. Además, dañó a los maestros la presencia manipuladora de Sendero Luminoso en la huelga.

Un elemento para el alza aprobatoria se sitúa en la fecha de la consulta, realizada del 18 al 19 de agosto, justo cuando se cumplían dos meses de la huelga magisterial.

En ese momento no estallaba aún el escándalo familiar de los Humala (exagerada, engañosa explotación mediática del caso Alexis, cólera explosiva de Isaac Humala, viaje de Nadine Heredia en el avión presidencial).

El momento de la encuesta debe de haber evitado episodios ingratos que sin duda han repercutido negativamente en la evaluación ciudadana.

El lunes pasado comentamos la encuesta de Ipsos Apoyo, que se realizó entre el 15 y 17 de agosto, casi en simultáneo con la de GFK. Humala se mantenía en aquella en 40 por ciento de aprobación. En el sector A, la aprobación subía del 46 al 54 por ciento, en el B, de 42 a 51 por ciento. Y decíamos:

“El apoyo en el sector C, el de empleados y maestros, se muestra estable: baja apenas un punto: de 42 a 41 por ciento. En el sector D, de los pobres, el nivel no cambia: 36 por ciento. En la capa socioeconómica E, de los muy pobres, el descenso es de cuatro puntos: de 39 a 35 por ciento.”

¿Cuál de las dos encuestas, realizadas en la misma semana, captó la realidad?

Loading...



...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com