Enigmas de Conga

El último fin de semana asonaron nuevos enigmas en el caso Conga.

En primer lugar, en el discurso que pronunció el sábado, el Presidente Ollanta Humala dijo: “Lo vital es el agua y lo reafirmo. Pero no puedo exponer al Perú al incumplimiento del Estado de derecho. Hacer esto causaría un enorme daño a todos los peruanos”.

Por Diario La Primera | 26 jun 2012 |    
El pero que hemos subrayado hace suponer que hay a la vista un conflicto entre el derecho al agua y el Estado de derecho. ¿Cuál puede ser ese conflicto?

La respuesta yace, agazapada, en una entrevista de Rosa María Palacios a Roque Benavides publicada este domingo en La República. La pregunta respectiva es:

“Si la situación del conflicto social es tal que el gobierno dice: ‘Nosotros no podemos garantizar la paz social de Cajamarca con este proyecto, por lo tanto Conga no puede seguir adelante’. Qué harían ustedes. ¿Demandar al Estado peruano?”

Benavides respondió que su empresa Buenaventura es peruana, y él es peruano. “No vamos a demandar a nuestro Estado”, afirmó. Luego precisó respecto a Newmont, la empresa que posee el 53 por ciento de las acciones de Conga: “Yo no puedo hablar por Newmont porque es una organización que tiene accionistas en todas partes del mundo… Newmont, como corporación, seguramente tendrá que tomar las medidas legales respectivas”.

He ahí una perspectiva que sin duda le había sido precisada de antemano al Presidente, no necesariamente de modo directo por Benavides. Para algo están los asesores.

Algo más, en mi columna de ayer puse la puntería sobre una frase de Benavides en la entrevista citada: “Acá no hay nada que negociar. Lo que hay es un Estudio de Impacto Ambiental aprobado por ley. ¡Aprobado!”.

O sea que el Estudio aprobado gracias a Alan García es lo que manda. Es la sagrada biblia de Conga.

El expresidente García sabía promover las inversiones, previa coima. Su experiencia se resume en la frase inmortal: “La plata viene sola”. Pero lo que concertó con Conga es ahora una amenaza contra el Perú.

No sabemos lo que ahora va a ocurrir en Cajamarca. ¿Se va a imponer el proyecto Conga incluso por la fuerza?

Si ese es el recurso gubernamental, hay que prevenirle: en Cajamarca, aparte de dogmáticos y provocadores, hay una enorme masa de opositores a Conga, que temen la destrucción del agro, del paisaje y el medio ambiente. ¿Se les va a meter bala?

Existe, por otra parte, un sector del gobierno, que se identifica, por intereses personales, con la empresa minera. Es el que cree que lo adecuado es la mano dura. Esa franja está representada por Óscar Valdés.

Humala tiene una confianza absoluta en Valdés. Convendría que supiera que el Presidente Bustamante y Rivero tenía confianza ciega en el general Odría, y el general Juan Velasco la tenía en el general Morales Bermúdez. Odría y Morales encabezaron golpes contra Bustamante y Velasco.


    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com