En la tierra del hambre

El semanario alemán Der Spiegel publicó ­ayer un informe titulado Die grenzenlose Wut der Hungernden (= La ilimitada furia de los hambrientos), respecto a la hambruna que amenaza al mundo. El texto trae un mapa en que el Perú aparece como país con “disturbios y protestas”.

| 15 abril 2008 12:04 AM | Columna del Director | 486 Lecturas
486

Es probable que el severo y conservador semanario haya presenciado la crisis alimentaria que padece la selva peruana, donde hay inundaciones que ya duran seis meses. Seis meses. La furia crece allí con el nivel de las aguas.

“Los alimentos”, escribe el staff de Der Spiegel, “son cada vez más escasos y caros para muchas personas. Las 200 personas más ricas del mundo tienen tanto dinero como el 40 por ciento de la población global, y 850 millones de personas tienen que acostarse cada noche con hambre. Esta calamidad es ‘una de las peores violaciones de la dignidad humana’, dice el ex secretario general de la ONU Kofi Annan”.

El escrito refiere escenas desgarradoras de hambrientos de Haití que se preparan “pasteles” (así llamados) con barro y grasa vegetal.

La revista explica que los precios del arroz, el maíz y el trigo han subido 180 por ciento en los últimos tres años. Esto resulta más severo que la crisis global en los mercados financieros. “La gente al borde de la muerte por hambre puede reaccionar con furia ilimitada”, señala.

Tan grave es la cuestión que el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional la examinaron en reunión conjunta este fin de semana.

Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial, advirtió que los precios caros de los alimentos amenazan la estabilidad en 33 países. En Egipto, Indonesia y Pakistán han tenido que emplear el Ejército para proteger cargamentos de harina. La crisis, precisa el texto, está fortaleciendo a los movimientos islámicos radicales en África del Norte.

Der Spiegel ubica causas de la crisis. Una de ellas es la política del Banco Mundial para que los países en desarrollo introduzcan reformas del mercado, incluyendo la eliminación de aranceles proteccionistas, “una acción que a menudo causa daño masivo a la agricultura local”. (Doctor García, esto implica al TLC con Estados Unidos, y no lo dice ningún perro del hortelano).

Otra causa es el cambio climático, cuyo culpable principal es, como se sabe, Estados Unidos. Ese cambio está causando sequías, inundaciones, tempestades y erosión.

No menos grave es la fiebre de “cultivos energéticos”, que encarecen el maíz y otros granos que hoy se transforman en combustible, en lugar de servir de alimento para personas o ganado.

La destrucción de la selva virgen (que usted propicia, doctor García) es otro factor del hambre realmente existente.

Conocidas las causas, se pueden aplicar los remedios. Esto ­exige cambios políticos en el Perú y el mundo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com