El poder del sur

Hoy se inicia en Brasil una reunión decisiva de Mercosur, entidad económica y comercial que es uno de los grandes bloques internacionales. Se trata de una potencia petrolera, con Brasil y Venezuela a la cabeza, que alberga 360 millones de habitantes y dispone del 27 por ciento del agua dulce que hay en el planeta.

| 31 julio 2012 12:07 AM | Columna del Director | 1.9k Lecturas
1959

La cumbre de Mercosur cuenta con la presencia de las presidentas Dilma Rousseff, de Brasil; Cristina Fernández, de Argentina, y el Presidente de Uruguay, José Mujica. También estará presente el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Por culpa de un golpe reaccionario, no asistirá el Presidente de Paraguay, Luis Fernando Lugo.

Ese golpe y esa ausencia tienen un sentido especial. Paraguay es también miembro del Mercosur. La conjura golpista paraguaya no es ajena, sin duda, a los planes del imperialismo yanqui. Debilitar, dividir y desacreditar el Mercosur es vital para una potencia que no renuncia a someternos y, para eso, entrometerse en nuestros asuntos internos y en nuestra política exterior.

La embajadora de Estados Unidos es una prueba viva de esa intromisión: no vacila en pronunciarse sobre política peruana. Si eso hiciera, hipotéticamente, el embajador de Brasil, de Cuba o de Uruguay, vaya el escándalo que armarían la prensa, la radio y la televisión de los amos del país.

En la cumbre que empieza en Brasilia se va a redondear la adhesión, ya acordada, de Venezuela al Mercosur. Los técnicos de la comunidad, incluidos los venezolanos, discuten ya mecanismos de cooperación, incluida la inversión pública y privada, los intercambios científicos y tecnológicos, y la nomenclatura comercial. Todo esto es bueno para enfrentar la crisis global.

Los festejos sobre el ingreso de Venezuela deben arrancar lágrimas (de cocodrilo) a los rapaces gerifaltes de Washington.

Aparte del gigantesco potencial petrolero y gasífero de Mercosur, no es menor su canal acuífero. Recuerdo aquí lo que ha escrito nuestro amigo suizo Peter Koenig, especialista en agua que trabajó 30 años en el Banco Mundial. En su libro Implosion, editado en inglés en los Estados Unidos, se refiere él a la aldea de Paraguay, Mariscal Estigarribia, estratégicamente ubicada para atacar las provincias sureñas de Bolivia, donde hay enormes inversiones internacionales para extracción de gas.

Explica Koenig: “Mariscal Estigarribia se asienta en las alturas del Guaraní, el mayor sistema de agua fresca del mundo. Es compartido por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Se extiende en cerca de 1.200.000 kilómetros cuadrados, tiene un volumen estimado de 40.000 kilómetros cúbicos y podría abastecer a la población mundial durante 150 a 200 años con 100 litros por persona y por día”.

En años venideros, en que el agua será más importante que el oro, calcúlese cuánto significa para el Mercosur, y cuánta codicia debe de despertar a los dueños del mundo.



En este artículo: |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario

Loading...