El palacio del delito

La resolución de la Tercera Sala Penal Especial de la Corte Superior de Lima que ordenó la excarcelación de Rómulo León Alegría confirma que éste es un hombre con suerte.

| 04 julio 2009 12:07 AM | Columna del Director |328 Lecturas
328

Sabido es que Alegría, junto con Alan García y Enrique Cornejo, el ex ministro de Vivienda que obsequió el campo de aviación civil de Collique, formó parte de un grupo de jóvenes apristas que siempre trabajaron en mutua colaboración y provecho mutuo. Poderoso compañero es el carné.

De ese trío, Alegría es el único que ha pagado con algo de prisión el precio de sus hazañas. Cornejo, que merece la cárcel, es ahora ministro de Transportes. García, presidente de la República, tampoco conoce aún el pan amargo tras las rejas.

Los magistrados que han cambiado para Rómulo León el mandato de detención por el de comparecencia no han calculado el daño que de ese modo causan a la justicia y la moral pública. El prestigio de la magistratura, tan venido a menos, desde hace dos siglos, sufre hoy un nuevo baldón.

Sólo personas muy ingenuas van a creer que en la decisión no han pesado las relaciones de León con el poder.

Todo el mundo recuerda, por lo demás, que Luis Nava, secretario de García en Palacio, recibió de García, en octubre de 2007, la orden de poner en contacto a Fortunato Canaán, el mafioso dominicano de los petroaudios, con el entonces ministro de Salud Carlos Vallejos.

La idea del dominicano era construir una red de hospitales, en los que sin duda iba a ser -y a lo mejor sigue siendo- un nuevo faenón.

Hay que recordar que en el proceso de construcción de hospitales de EsSalud se vio más de una vez a Canaán con directivos apristas de la seguridad social.

García y sus amigos, incluido Mario Vargas Llosa, se desviven por demostrar que los decretos legislativos que la mayoría del país rechaza eran a favor de los nativos de la selva. Pero la verdad es que el 64% de nuestro territorio amazónico está lotizado por concesiones petroleras y gasíferas, que de todas maneras van a afectar el suelo, los ríos, el medio ambiente y la cultura de los pueblos amazónicos.

El escándalo de los petroaudios que abarca a la cúpula aprista se relaciona precisamente con cinco lotes petroleros, tres de ellos en la selva, concedidos a una empresa artificial, la noruega Discover Petroleum, que carecía de capital y tecnología para la exploración y explotación de hidrocarburos, pero que iba a servir sin duda a ulteriores negociados.

Rómulo León va camino a la impunidad. Esto ocurre al mismo tiempo que el amigote de León, el presidente García, esgrime amenazas fascistas contra el pueblo, y su ministro de Trabajo, Jorge Villasante, declara que los paros de protesta de maestros y pobladores de diversas regiones son ilegales.

El país, diría Martín Adán, conserva la normalidad. Con alegría.

Loading...



...
César Lévano

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com