El horror del error

El jueves 24 de enero, el diario madrileño El País publicó una foto en la que supuestamente aparecía entubado Hugo Chávez, presidente de la República Bolivariana de Venezuela. El mensaje implícito presentaba a un Chávez al borde de la muerte. El director y los redactores del cotidiano han reconocido a posteriori que no habían verificado la autenticidad de la foto.

| 31 enero 2013 12:01 AM | Columna del Director | 1k Lecturas
1043

Este domingo, El País publicó un relato del error bajo el título de “El gran patinazo”. La historia empieza cuando una agencia ofreció la foto aduciendo que la había tomado una enfermera en el hospital de La Habana donde es atendido Chávez, y la había remitido a España. Hubo dudas y negociaciones, pero se decidió publicar la imagen.

De inmediato se produjo la protesta de Venezuela, que advirtió que la foto no correspondía al presidente venezolano. Una semana antes, algunos internautas habían denunciado la estafa fotográfica contra Chávez.

En El País existe un defensor del lector, institución que se ha instalado desde hace años en el mundo, pero en el Perú no existe. Ese defensor vigila, crítica y a veces condena errores o mal tratamiento de noticias, u opiniones injustificables publicadas en el periódico en que trabaja.

En este caso, el defensor del lector de El País, Tomás Delclos, escribió el domingo una autocrítica titulada: “Un tremendo error”. Un párrafo elocuente expresa:

“Esta semana, Venezolana de Televisión emitió un reportaje donde relataba la manipulación del citado vídeo, cuyo montaje atribuía a un exembajador panameño. La foto que publicó este diario procede de este vídeo que, en realidad, presenta el tratamiento a un paciente acromegálico de 48 años. Un documento médico que no tiene nada que ver con Chávez y que se halla en YouTube desde el 6 de agosto de 2008. No es la primera vez que en Internet circulan imágenes fraudulentas de Chávez. Este mes se distribuyó un fotomontaje, utilizando un fotograma de la serie Perdidos, que presenta el supuesto cadáver del dirigente venezolano”.

Delclos precisa que el diario recibió cartas de lectores que criticaban la publicación de la foto incluso en el supuesto de que hubiera sido auténtica.

El que se aceptara y publicara la foto se debe sin duda a la predisposición antichavista que distingue al diario. El fallo les ha costado retirar ejemplares en España, el resto de Europa y América (93 por ciento de la tirada fue paralizado) y una costosa reimpresión.

El daño mayor es el causado al prestigio del diario más importante de España.

Hay en este episodio un llamado de atención para los periodistas: cuidar las fuentes, saber que existe también una ética de la imagen y estar dispuestos a reconocer un error.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com