El efecto Alexis

Las gestiones oficiosas e ilegales de Alexis Humala en Moscú han causado el efecto que habíamos previsto. La encuesta de Ipsos Apoyo Opinión y Mercado realizada entre el 12 y el 15 de julio revela un bajón de 29 puntos en la aprobación del presidente electo, Ollanta Humala.

| 18 julio 2011 12:07 AM | Columna del Director | 1.2k Lecturas
1270

Es ese un daño grave y quizá irreparable: se ha debilitado la confianza que Ollanta había conquistado en el voto y que se vio acrecentada después del voto.

Los medios de comunicación de la derecha han buscado que la responsabilidad de Alexis recaiga sobre Ollanta. Pretextaban que el presidente electo o su esposa no podían ignorar el viaje de Alexis y sus efectos. Ahora está claro que Alexis actuó por su cuenta, y que Ollanta, de visita en Washington, no sabía del viaje de su hermano ni le había autorizado gestión alguna.

El hecho más grave lo dio a conocer la parte rusa, que informó que Alexis había establecido un “preacuerdo” para que barcos rusos pesquen en mar peruano. También se aludió a operaciones gasíferas.

Puesto que, según comunicado del Comité Ejecutivo del Partido Nacionalista-Gana Perú, Alexis no tenía autorización para representar al presidente electo, el caso era nefasto. Por eso escribimos el 10 de julio en esta columna: “Si actuó a título personal y en provecho propio, amparándose en su hermano, indicaría que es una persona deshonesta e irresponsable.”

Ese es el quid de la cuestión.

Ollanta Humala ha expresado ayer, después de hablar con su hermano, que considera que “no ha habido un acto de corrupción ni una búsqueda de acuerdos para intereses personales bajo la mesa”.

Alexis ha dicho a su hermano que no se arribó en Moscú a acuerdo ni preacuerdo. ¿Mintió, entonces, la parte rusa?

El asunto merece investigación y esclarecimiento.

En más de una ocasión hemos alertado sobre la necesidad que tiene el presidente electo de vigilar su entorno.

En la carpintería del poder, siempre hay infiltraciones que buscan corroer desde adentro la madera política. Las fuerzas ciudadanas que contribuyeron decisivamente al triunfo del mandatario electo merecen que se cuide el triunfo electoral, que no es solo del mandatario, sino el de la esperanza colectiva.

Alexis ha incurrido, según valoración de Ollanta, en una “tremenda metida de pata”. El perjuicio causado afecta la atmósfera de serenidad y confianza que requiere el nuevo régimen.

Tan importante como eso pueden ser los resquemores suscitados en esferas diplomáticas. Eso tiene una importancia muy grande en la actual coyuntura política y económica mundial. Frente a la crisis de la deuda estadounidense, los quebrantos de la Unión Europea y la posible desaceleración económica de China, es preciso despejar la atmósfera de nuestras relaciones internacionales.

Muchas cosas puso en juego la torpeza de Alexis Humala.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

0.567651987076