El dinero es su ideología

Algunos ciudadanos de a pie y varios analistas de televisión creen que Lourdes Flores pierde electores porque no supo reconocer el error de haber sido abogada y socia de César Cataño, importador de autos viejos y sospechoso de narcotráfico.

Por Diario La Primera | 14 set 2010 |    
En realidad, la candidata no podía confesar ese error, porque para ella no hay tal error. Es ella una neoliberal de los que consideran que todo negocio es bueno, sea envenenando ríos, anulando derechos laborales o ejerciendo una profesión –de abogado, médico o periodista– al margen de la ética.

Esa actitud la comparten muchos políticos del Partido Popular Cristiano, los cuales son abogados y asesores de grandes empresas y grandes criminales.

Ciertos comentaristas opinan que detrás de la muy probable derrota de Lourdes no hay ideología. La conducta que acabo de señalar implica una ideología, una ética, un modo de hacer política y de ser. Detrás de esa línea está el neoliberalismo individualista y ¡oh sorpresa! hasta una impregnación calvinista.

Hace tiempo glosé el libro Ética para vivir mejor del filósofo canadiense Peter Singer (editorial Ariel, Barcelona). El título del libro en inglés es How are we to live? que se puede traducir con la pregunta ¿Cómo debemos vivir? Singer ha sido profesor de ética y filosofía social en Inglaterra, Estados Unidos y Australia. En intenso recorrido por la historia de la ética, la moral y las religiones, el autor nos conduce a esta conclusión: “llevar una vida ética no representa autosacrificio, sino plenitud”.

La plenitud no consiste en tener repleta la billetera.

Singer empieza su libro exhibiendo el caso de Iván Boesky, un corredor de bolsa que ganaba decenas de millones de dólares en operaciones basadas en información confidencial de la Comisión de Bolsa y Valores de Wall Street. “Al elegir enriquecerse más de un modo éticamente injustificable, Boesky eligió entre dos modos de vida fundamentalmente distintos”, escribe Singer. “A esta clase de elección la llamaré ‘elección radical’. Cuando la ética y el propio interés parecen enfrentados, afrontamos la elección radical”.

Cuando la doctora Flores decidió ser abogada de Cataño y defender la masiva importación de vehículos contaminantes, y luego presidir una compañía de aviación más que sospechosa, hizo una elección radical.

Singer precisa que siempre actuamos dentro de un marco de valores. La doctora Flores optó por los valores del mercado.

El filósofo canadiense recuerda que Calvino revisó las doctrinas religiosas tradicionales, al introducir el criterio de la predestinación: “la riqueza, lejos de comprometer las posibilidades de salvación, era una señal de salvación, y cuanta más riqueza se poseía más inconfundible era la señal”.

La aspirante a alcaldesa resulta más calvinista que católica.


    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com