El aprismo en la droga

Confirmado: bajo el régimen de Alan García, segundo periodo (2006-2011), las conmutaciones de penas a narcotraficantes fueron gestionadas por un narco incorporado a la Comisión de Gracias Presidenciales que presidía el aprista Miguel Facundo Chinguel, abogado con estudios en la Universidad “Federico Villareal”.

| 11 abril 2013 12:04 AM | Columna del Director | 2.3k Lecturas
2365

Chinguel, con el visto bueno de los ministros de Justicia apristas Rosario Fernández y Aurelio Pastor, nombró ¡promotor de indultos a Manuel Huamán Montenegro, abogado aprista que en julio del 2000 había sido condenado a ocho años de prisión por narcotráfico!

Huamán había sido comprendido en el caso que involucró también a los capos Jorge López Paredes, Fernando Zevallos Gonzales y Herless Díaz enjuiciados por tres toneladas y media de cocaína que la Dirección Antidrogas decomisó en 1995.

En esa época se revelaron los nexos de ese grupo con los carteles de narcos mexicanos. Huamán no era, pues, un modesto paquetero de drogas.

Un personaje como este fue parte del engranaje que, gracias a García y sus ministros de Justicia, otorgó 5.246 conmutaciones e indultos, 3.207 de ellos a sentenciados por el delito de tráfico ilícito de drogas. Entre estos 3.207 hubo 400 conmutaciones de penas a condenados por narcotráfico agravado.

Nadie nos va a convencer de que esos favores se concedieron solo por abundancia de corazón o por reducir la carga penitenciaria. Es inevitable concluir que en todo esto corrieron muchos millones de dólares. Para eso habían puesto al gato de despensero.

Ahora bien, ¿el doctor García, abogado astuto y apasionado amante del dinero, firmó no más? ¿No se percató de esos signos de corrupción desbordante? Quizá hizo entonces verdad su frase: “la plata llega sola”.

El doctor Julio Arbizu, Procurador Anticorrupción, ha expresado que en los próximos días solicitará del Ministerio Público que realice una investigación sobre el escándalo. Ha precisado que en el pedido se incluirá la denuncia de Óscar Benítez Linares, condenado por narcotráfico, quien ha asegurado que bajo el gobierno aprista se le pidió 150 mil dólares para reducirle 15 años de pena. Diez mil dólares por año.

Arbizu ha precisado que su procuraduría realiza investigaciones preliminares “para ver si las personas que fueron beneficiadas por las gracias presidenciales tienen alguna relación con ese señor Huamán Montenegro y si fue una suerte de bisagra o nexo dentro de la comisión”.

Si hacemos cálculos con solo los 400 narcos de alto vuelo favorecidos por Alan García podemos arribar a una suma de muchos, muchos millones de dólares.

He aquí un caso insólito que confirma el avanzado estado de podredumbre del aprismo


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com