EE.UU.: la democracia impura

La reelección de Barack Obama es una gran noticia, en la medida en que significa la derrota del reaccionario Mitt Romney, enemigo de los trabajadores y defensor de los archimillonarios. Obama es aprobado como un mal menor. No aparece ahora como la expresión de la esperanza. Imposible es omitir en esta ocasión los huecos negros de las elecciones en Estados Unidos.

| 08 noviembre 2012 12:11 AM | Columna del Director | 1k Lecturas
1073

El fraude no es desconocido en la Unión. En la primera elección de George W. Bush se descubrió un engaño gigantesco en La Florida, pero los resultados fueron convalidados por la Corte Suprema. La revista Time publicó una columna que indicaba que en ese estado votan hasta los muertos, y que estos suelen ser fieles a su partido: todos votan por los republicanos.

Hay cosas peores en el sistema electoral estadounidense. The New York Times publicó el domingo 4 de noviembre un editorial que es una denuncia y un alerta. Se titula: La lucha por depositar un voto. He aquí su primer párrafo:

“Este año, votar es más que la responsabilidad medular de la ciudadanía: es más que el desafío contra fuerzas políticas maliciosas determinadas a reducir el acceso a la democracia. Millones de cédulas serán depositadas este martes a pesar de los denodados esfuerzos republicanos en todo el país para impedirles desempeñar un rol en las elecciones de 2012”.

“Incluso ahora” –prosigue el editorial– “muchos republicanos están reuniendo equipos para intimidar a los votantes en los centros de votación exigiéndoles fotos que no son exigibles, creando dudas sobre las máquinas o sistemas de cómputo cuyos resultados no les favorezcan. La buena noticia es que el asalto sobre el voto no afectará la elección tanto como algunos esperaban. Las cortes han rechazado o pospuesto muchas de las peores leyes. Las predicciones de que cinco millones de personas podían ser impedidas de votar resultaron infundadas”.

Sin embargo, el diario neoyorquino da cuenta de recursos antidemocráticos que persisten. Uno de ellos es la prohibición de que a ciudadanos de La Florida se les ha impedido votar el domingo temprano. En la anterior elección, decenas de miles de florideanos negros fueron autorizados a votar en domingo, antes del día de la elección. Depositaron su voto tras acudir a misa.

Dice el texto: “Debido a que la mayoría de ellos votaron por Obama, ayudándolo a ganar en el estado, los republicanos eliminaron el voto temprano ese día. No se dio ninguna razón legítima; la acción fue enteramente partidaria por naturaleza”.

El autor de esa arbitrariedad, según reveló The Palm Beach Post, es Emmett Mitchell IV, consejero del Partido Republicano en La Florida. La artimaña, indica The New York Times, ha impedido el voto de casi la mitad de los morenos que ejercían el voto cada domingo, a las once, después de la misa.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com