Dos años y millones de perros

El Presidente Alan García ha atacado más de una vez a los perros del hortelano, que, según él, obstaculizan el desarrollo del país. Sería bueno que en su mensaje del 28 de Julio explique cuáles y cuántos son esos perros.

Por Diario La Primera | 25 jul 2008 |    

Hasta donde recordamos, él insulta y amenaza a los gobiernos regionales, a las comunidades campesinas del Ande y a las de la selva; a los sindicalistas que reclaman derechos; a los empleados públicos; a los maestros; a los que defienden su medio ambiente contra las agresiones de las grandes mineras. Los perros del hortelano resultan, así, millones.

Las encuestas condenan a García. Pero igualmente condenatorio es el juicio de los especialistas calificados. El Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo (Desco) acaba de publicar Perú hoy, libro demostrativo, con estudios sobre democracia y gobernabilidad, economía y políticas sociales (agro, educación, entre otros aspectos), defensa y seguridad.

Enrique Fernández-Maldonado Mujica nos muestra un fenómeno que explica por qué el Perú es el país de más bajos salarios en la región:

“Así, mientras que la productividad del trabajo creció considerablemente los últimos 15 años, ostentamos el récord mundial de horas extras (estudio reciente de la OIT) y la participación de los salarios como porcentaje del PBI descendió de 30,1 a 21,8%, las ganancias del capital aumentaron de 52,7% a 62%”.

Fernando Eguren señala que el único espacio agrario dinámico es la costa. “Con alrededor de 750 mil hectáreas de cultivo, alrededor de 100 mil están dedicadas a la exportación de los llamados cultivos de exportación ‘no tradicionales’”.

Fiasco dramático es, como se sabe, Sierra Exportadora. “Quizá la mayor novedad en cuanto a política agraria ofrecida por el Presidente García a los electores fue el programa Sierra Exportadora”, explica Eguren. La base de esta propuesta fue una pequeña publicación del propio Presidente, en ese entonces candidato, en la que aseguraba que en cinco años podían destinarse 150 mil hectáreas de la sierra a cultivos para la exportación, hecho que generaría 300 mil puestos de trabajo directo e indirecto, y exportaciones por 1,000 millones de dólares”.

Los resultados están a la vista.
Una nota de sabor satírico trae el trabajo de Eguren. A los pocos días de inaugurar la primera planta de biodiesel de Heaven Petroleun, que proyecta dedicar 50 mil hectáreas de tierras eriazas a la producción de ese combustible y después de incluir entre los “perros del hortelano” a los críticos de ese negocio, García instó a los gobernantes del mundo a buscar otras alternativas.

Fue porque el Banco Mundial y la FAO habían señalado, como antes lo hizo Fidel Castro, que el empleo de vegetales de consumo humano para fabricar diesel encarece los alimentos.


    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com