Diálogo, no bala

Pese al bombardeo mediático, pese a las mentiras desvergonzadas sin duda pagadas, la mayoría de la población considera que el conflicto entre el gobierno y el pueblo de Cajamarca debe resolverse mediante el diálogo, no con la represión.

| 24 abril 2012 12:04 AM | Columna del Director | 2k Lecturas
2027

Así lo indica una encuesta urbana realizada por Ipsos-Apoyo por encargo de El Comercio entre el 18 y el 20 de abril, es decir, antes de que el Presidente Ollanta Humala anunciara la liberación de los rehenes de Kepashiato, que calificó de “operación impecable”. (El adjetivo era incorrecto, y el sustantivo, inútil, porque no hubo operación alguna).

La encuesta arrojó un aumento en la aprobación del Presidente, de 53 a 56 por ciento. Después de desvelada la verdad respecto a los secuestrados, el índice habría bajado sin duda.

En cuanto a Conga, la encuesta formuló varias preguntas. La decisiva fue: ¿Qué cree que debería hacer el Gobierno Nacional si se producen bloqueos de carreteras y hechos de violencia en protesta por el proyecto Conga?

El 61 por ciento respondió: Procurar resolver la paralización mediante el diálogo, y, si no se logra, encargar a la Policía Nacional que restablezca el orden público y el libre tránsito.

Contrariando el manifiesto deseo de la reacción de acudir a la mano dura, la alegre bala, solo 17 por ciento cree que se debe decretar de inmediato el estado de emergencia en la zona.

El sondeo de Apoyo halló que la mayoría considera que los dirigentes regionales de Cajamarca se oponen al proyecto Conga por intereses políticos, no por preocupación real por el agua y el medio ambiente.

Diana Seminario, Editora de Política de El Comercio, añade un comentario que es un apretado galimatías, un atentado contra la lógica. Dice la editora: “Santos dejó esto más que claro (su interés político) cuando desde el inicio se negó a escuchar las razones técnicas que no solo harían al proyecto viable sino que generarían ingresos para su región”.

¿Cuáles razones técnicas? ¿Esas que hasta los peritos contratados por el gobierno han encontrado erróneas? ¿Esas que Jaime de Althaus esgrime todos los días, machaconamente, en una televisora de El Comercio? Que comprenda el que pueda eso de que las “razones técnicas” generarían ingresos. ¿Para quiénes? ¿Para los periodistas venales?

Adviértase que las supuestas razones técnicas del informe de impacto ambiental aprobado por Alan García han sido puestas en tela de juicio por el peritaje extranjero.

Además, el empecinamiento empresarial, y de un sector del gobierno actual respecto a los criterios del informe mencionado, persiste. La empresa minera Yanacocha indica que va a evaluar, no a acatar, la recomendación del peritaje que pide no convertir dos lagunas, Chica y Azul, en depósito de desmonte.

La terquedad empresarial continúa. Esa terquedad no es técnica. Es política.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com