Del Castillo, vergüenza nacional

Un episodio espantoso de la historia política peruana ocurrió el domingo 9 en Puerto Maldonado. Preguntaron a Jorge del Castillo sobre el supuesto apoyo del presidente de Ecuador, Rafael Correa, a la tesis de Chile de que los convenios pesqueros de 1952 y 1954 son tratados de límites marítimos. El premier respondió que Ecuador no tenía por qué meterse, porque esos documentos fueron firmados sólo por Chile y el Perú.

| 12 marzo 2008 12:03 AM | Columna del Director | 452 Lecturas
452

¡El presidente del Consejo de Ministros ignora lo que cualquier estudiante de Derecho o de Diplomacia sabe: que esos instrumentos llevan la firma de los cancilleres de Chile, Perú y Ecuador!

He ahí un caso de ignorancia extrema que, dado el cargo de Del Castillo, se torna irresponsabilidad suprema.

¿Cómo puede ejercer el cargo que ostenta un hombre que jamás podrá defender con rigor los intereses del Perú?

No es la primera vez que este régimen atenta, por ignorancia e irresponsabilidad, contra los intereses del país. Hace poco, cuando se presentó la demanda contra Chile en la Corte Internacional de La Haya, se incumplió el reglamento de la Corte, el cual prescribe que el documento debe ser firmado por el agente del país y legalizado.

El Perú presentó la demanda firmada por Allan Wagner, el agente, pero lo hizo sin legalizar la firma.

La vergüenza. Al día siguiente de la presentación, el greffier (escribano o secretario) de la Corte informó a nuestra embajada en Holanda que no podía dar por recibida la demanda porque la firma de Wagner no estaba legalizada. La devolvió, y se tuvo que legalizar la rúbrica. Veteranos de la diplomacia europea consideran éste como un caso único.

Hay otros momentos que parecen escapados a una pesadilla o a una historia de la diplomacia interpretada por Cantinflas. Por ejemplo, cuando el presidente Alan García pidió, con su criolla retórica, a la Unión Europea (UE) que aceptara firmar un tratado de libre comercio a solas con el Perú. Era una petición ridícula, puesto que se conocen acuerdos precisos y reiterados de la UE al respecto. Eso lo sabe desde hace mucho tiempo cualquier periodista enterado.

La actitud nos colocaba, además, contra los demás países del Pacto Andino, cuyo acuerdo y colaboración nos son necesarios en todos los frentes.

¿Fue una locura? ¡Claro que fue una locura!

Muchos otros actos de irresponsabilidad en política exterior signan la actuación de García, Del Castillo y su equipo. Por ejemplo, cuando García pidió viajar en el avión de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, a la asunción de la presidencia de Ecuador por Correa. Tres semanas antes se había aprobado en el Congreso de Chile una ley que recortaba espacio marítimo e incluso terrestre del Perú. Sólo la denuncia pública lo obligó a desistir de ese viaje de placer con su amiga y “gran amiga del Perú”, según él.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com