Corazones millonarios

No es común que los superricos tengan buen corazón. Por eso sorprende y agrada que 55 multimillonarios de Estados Unidos, siguiendo el ejemplo de Bill Gates, hayan decidido legar la mitad de sus bienes a instituciones de bien social.

| 08 setiembre 2011 12:09 AM | Columna del Director | 2.9k Lecturas
2944

El 10 de agosto de 2010, el fundador de Microsoft, junto con Warren Buffet, dueño de la sociedad de inversiones Berkshire Hathaway, firmó con otros 38 compatriotas multimillonarios una giving pledge (promesa solemne de entregar) por la cual se comprometían a donar durante su vida o a su muerte por lo menos la mitad de su fortuna a “causas de interés general”. Otros 17 potentados estadounidenses se han sumado después. Ya van 55.

En abril último, Bill Gates estuvo de paso en París e invitó un cóctel para políticos y grandes empresarios franceses. Les habló de su fundación y de la necesidad de apoyar el desarrollo de los países pobres. Ningún ricacho galo se sumó a la iniciativa. La excepción puede ser Serge Dassault, industrial que ejerce la filantropía de manera muy personal y discreta. Uno de sus programas financia residencias para discapacitados.

Krishnamurti, gran pensador de la India, escribió que morir rico es haber vivido en vano. Los seguidores de Bill Gates en materia de desprendimiento no tienen que asumir tal reproche.

Prueba de que los dueños de grandes caudales no suelen ser solidarios son las grandes mineras que trabajan en el Perú: costó trabajo persuadirlas para que den al país siquiera una parte pequeña de sus sobreganancias.

Todo indica que en el Perú la filantropía ha decaído a medida que aumentaban las fortunas personales.

En estos días en que se ventila un conflicto entre el Cardenal Juan Luis Cipriani y la Pontificia Universidad Católica, salta a la memoria la donación que José de la Riva Agüero hizo a la Universidad Católica, que era entonces una institución nueva y débil.

El de Rafael Larco es otro caso de donación generosa. Este gran hacendado azucarero obsequió los terrenos para que se construyera el Hospital Psiquiátrico que lleva su nombre.

Hay muchos casos de familias antiguas que donaron bienes y fortunas para entidades religiosas, escuelas, asilos para ancianos y hospitales. En Arequipa se rinde homenaje al Obispo José Sebastián de Goyeneche, exalumno de la Universidad de San Marcos, quien donó dinero para construir el hospital mistiano que lo recuerda.

En los últimos tiempos destaca el gesto del pesquero Luis Banchero Rossi, quien otorgó al poeta Juan Gonzalo Rose una beca en dinero para dos años de estudios en Buenos Aires. Eran amigos desde Tacna y solían conversar sobre filosofía existencialista, la cual inquietaba a Banchero.

Todo indica que los nuevos ricos peruanos, impulsados por el egoísmo neoliberal, son ajenos a esos movimientos del corazón y de la mente.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

0.606667995453