Chile se toca de nervios

Sebastián Piñera, Presidente de Chile, está nervioso. Sin duda lo ha afectado el fallo del Tribunal Internacional de La Haya respecto al diferendo que existía entre Colombia y Nicaragua. Dijo ayer el mandatario chileno que es “muy importante que los países, los tribunales, todos, respetemos los tratados vigentes”. “Nos preocupa”, añadió, “lo que pasó en el fallo de otros países sobre límites marítimos”.

| 27 noviembre 2012 12:11 AM | Columna del Director | 952 Lecturas
952

Allí se le vio el cobre a Piñera. Su país se basa en supuesto tratado de límites marítimos entre el Perú y Chile, Tratado que no existe. Un acuerdo sobre pesca con carácter coyuntural, no posee el rango permanente de un Tratado.

El nerviosismo de nuestros vecinos se acentúa ahora porque se acerca la fecha de los decisivos alegatos orales que se realizarán en La Haya entre el 3 y el 14 de diciembre. La sentencia de la Corte Internacional, que debe emitirse en el primer semestre de 2013, tomará muy en cuenta esos alegatos.

Las razones jurídicas respaldan la demanda del Perú. Los hechos confirman el afán expansionista de Chile. La prueba está en el extremo sur del Perú, que ha sido despojado de las 200 millas de mar, 200 millas sobre las que sí existen acuerdos de Perú, Chile y Ecuador.

Ayer, Alfredo Moreno, canciller de Chile, informó a la Corte Suprema de su país sobre la estrategia que seguirá en la fase oral del litigio. Su exposición fue reforzada por Alberto von Klaveren, agente de Chile ante la Corte de La Haya, y María Teresa Infante, coagente.

La señora Infante es un personaje con siniestros antecedentes antiperuanos. Incorporada a la diplomacia chilena desde los días del dictador fascista Augusto Pinochet, en una época se dedicó a visitar Puno para propagar la idea de una república aymara independiente. En los días de la Presidenta Michelle Bachelet fomentó un proyecto de ley que incluía una nueva mutilación de territorio peruano en Tacna. Lo denuncié oportunamente en la revista Caretas.

Los sectores más reaccionarios de Chile no se ciñen a tratado o al derecho internacional. Abrigan intenciones de expansión y despojo.

El expresidente de Chile Eduardo Frei no ocultó ayer su preocupación por el fallo futuro de La Haya. “Lo que más me preocupa”, dijo, “es el fallo entre Nicaragua y Colombia. Todas las autoridades han dicho que este fallo no tiene nada que ver con el nuestro, lógicamente, pero a mí lo que me preocupa más es esta decisión salomónica que usó La Haya”, dijo el senador en radio Cooperativa, y agregó que “entregar islas a un país y entregar mar a los otros, sin respetar muchas de las condiciones jurídicas y tratados, la historia en esta materia, es para mí lo más preocupante”.

Frei teme el fallo respecto al Perú, porque calcula que luego se presentarán los justos reclamos de Bolivia.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com