Cannes: festival de cólera

Mañana se inicia en Cannes, Francia, la reunión anual del Grupo de los 20 (G20) que reúne a los gobernantes de los países industrializados y a Brasil, México y Argentina. Esta vez, miles de indignados de todo el mundo se están concentrando también en la ciudad cuyos festivales cinematográficos atraían antes otro tipo de manifestantes. Ahora no están Sofía Loren ni Brigitte Bardot.

| 02 noviembre 2011 12:11 AM | Columna del Director | 1.6k Lecturas
1685

Lo que hoy congrega multitudes y periodistas en Cannes es la crisis global.

Algunas pancartas y camisetas pregonaban lo que inspira a la mayoría del planeta: “Alto a la dictadura de las finanzas”, “Sí a la vida, no a la bolsa”, “No a los acuerdos de libre comercio”.

Desde Berlín se informa que el G20 podría difundir una relación de 29 grandes bancos que deberían aumentar sus reservas de capital entre 1 y 2,5 por ciento.

Esto, se indica, afectaría a bancos tan grandes que antes los gobiernos no podían abandonar a su suerte. Se prevé que en lo futuro se pueda llegar a una insolvencia ordenada de esa banca, sin que los gobiernos acudan en su ayuda.

El semanario Der Spiegel explica que el G20 busca prohibir los sueldos y bonificaciones multimillonarios que siguen cobrando los banqueros, pese a la ruina que ellos han provocado.

Los personeros de la Unión Europea han pedido mayor control de los mercados financieros y supervisión más intensa de los negocios financieros no bursátiles.

El influyente diario alemán Frankfurter Rundschau informa, por su parte, sobre la tragedia griega, es decir, la deuda gigantesca de Grecia que puede causar una hecatombe financiera y económica en Europa y más allá y más acá.

De Grecia llegó, justo en víspera de la cita de Cannes, una sorpresa. En vista de los paros y movilizaciones que demuestran que el pueblo heleno rechaza la política antisocial auspiciada por el Fondo Monetario Internacional y por los gobernantes europeos, el presidente Giorgos Papandreu acaba de anunciar un referéndum para que los griegos se pronuncien sobre el paquete de medidas exigido por las grandes potencias.

Una encuesta publicada el sábado en Atenas indicó que el 60 por ciento de los griegos consideran que el “paquete salvador” es negativo.

Otra noticia inesperada hizo vibrar el cable internacional. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, recién reelecta con 53,9 por ciento de los votos, recibió una invitación del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para un diálogo en la Casa Blanca, después de Cannes.

Clinton dijo por teléfono a la mandataria: “Sé lo importante que es la relación entre Estados Unidos y Argentina, y me alegra que, dejando de lado las dificultades que hemos tenido, podamos empezar a mantener un diálogo continuo”.

El referéndum griego y el diálogo Fernández-Obama deben de haber estremecido los nervios de los ultras del mundo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

0.704730033875