Balance en Venezuela

Al final, todo quedó claro en Venezuela: el Partido Socialista Unido, el partido fundado por Hugo Chávez, obtuvo una amplia mayoría, mas no alcanzó los dos tercios de diputados que perseguía.

Por Diario La Primera | 28 set 2010 |    

La oposición tendrá ahora presencia en la Asamblea Nacional. No tenía antes representantes debido a que en las elecciones de 2005 se abstuvo de intervenir. Hubo sí una veintena de congresistas opositores, pero todos habían sido elegidos en la lista de Chávez. Tránsfugas.

El triunfo del chavismo se avalora si consideramos la coyuntura difícil que sufría: inflación de 30%, escasez de algunos productos de primera necesidad y campaña desenfrenada de una oposición reaccionaria, apuntalada por el imperialismo.

La oposición tiene su palanca de mando en el poder mediático. Ha logrado éste pintar a Chávez como dictador, un dictador que no tiene un solo preso político y cuenta con casi todos los medios –prensa, radio, televisión– en contra.

El de Venezuela es un caso demostrativo de la fuerza negativa que pueden adquirir los medios. Leo un libro abrumador al respecto. Es Dictadura mediática en Venezuela. Investigación de unos medios por encima de toda sospecha. Es asombroso: el coro mediático predicó el golpe del 12 de abril de 2002, silenció y ocultó el despliegue popular a favor del Chávez prisionero: un millón de manifestantes frente a Palacio; millón y medio en los cuarteles militares; apoyo de oficiales y soldados.

Consumado el golpe, los dueños de los medios se apresuraron a brindar su apoyo a los mandones, “siempre y cuando se respetaran los principios básicos de la democracia”. Fingiéndose más ingenuos que la cándida Eréndira, eso esperaban de un gobierno que había apresado al Presidente legítimo, había anulado la Constitución aprobada por mayoría popular, destituido a todos los representantes elegidos por el voto y establecido la censura de prensa.

El periodista Ibsen Martínez celebró así el golpe en el diario El Universal: “En sinergia con el decidido papel de los medios de masas, la rebelión de los gerentes petroleros fue lo que logró imprimirle un promisorio aire modernizador al movimiento con que la sociedad civil organizada derrotó a Hugo Chávez”.

Con que los gerentes petroleros. No en vano una de las banderas de la oposición es la privatización del petróleo. Olor a petróleo, perfume de Standard Oil.

Un dato asombroso: el 10 de marzo hubo en Caracas dos manifestaciones: una pro Chávez, otra en contra. Los militares dispararon y mataron contra la primera. Hubo muertos y heridos, todos chavistas. Pero toda la prensa dijo que estaban matando opositores. El libro de Britto demuestra la verdad con documentos y testimonios, incluso de extranjeros.

En Venezuela se abre espacio para el debate parlamentario. Eso es mejor que el cuartelazo.


    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com