Armando Villanueva del Campo

Hoy por la tarde, como a las cuatro, darán cristiana sepultura, en el cementerio El Ángel, al líder histórico del Partido Aprista Peruano, Armando Villanueva del Campo.

| 17 abril 2013 12:04 AM | Columna del Director | 1k Lecturas
1000

Este hombre que vivió hasta los 97 años de edad enseñó con el ejemplo el buen camino de la honradez a sus compañeros que, muchos de estos, no supieron aprovechar. Peor para ellos.

Armando Villanueva estuvo siempre en el campo de batalla por los ideales de aquel añejo partido antiimperialista y antioligárquico que nunca traicionó, mientras, otros aprovechándose del poder, se enriquecieron, y convirtieron al partido del pueblo en la organización de las uñas largas.

Vivió en la austeridad del honesto y solía aconsejar a los jóvenes porque creía firmemente en que la juventud limpia debía asumir responsabilidades de poder no solo en su partido sino en cargos públicos del país.

Fue, digamos, un digno representante del ala izquierdista del Apra.

Practicaba la hipérbole de la fidelidad a su partido. Estuvo contra la revocación de la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, y lo dijo en público; pero luego asumió con disciplina partidaria la decisión institucional de su organización de apoyar la revocación. Actuó de esta manera, cuidando siempre a su partido, cuando asumió cargos públicos.

Fue luz en la Casa del Pueblo, respetado por políticos de todos los colores porque, por defender a la bandera hayista, sufrió cárcel y persecución.

El llamado partido de la estrella le debe mucho. Nunca llegó a la presidencia. No fue necesario para ponerse al hombro al Apra en los momentos más difíciles.

El Apra necesita hombres como él. Alzaba argumentos. Ahora los apristas levantan la voz para que se oiga más lejos su burdo insulto.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com

1.06882190704