Apocalypse now en la economía

Las declaraciones de Christine Legard, directora general del Fondo Monetario Internacional, quien advirtió sobre la probabilidad de una nueva recesión internacional han ahondado incertidumbres en el mundo. En nuestro país, Julio Velarde, presidente del Banco Central de Reserva, dijo ayer: “El Perú no es inmune ante el impacto de la recesión”. “Si hay recesión, nos va a golpear”.

| 07 setiembre 2011 12:09 AM | Columna del Director | 2.2k Lecturas
2271

El contexto es claro, mejor dicho, oscuro. Si, por ejemplo, la economía de Estados Unidos sufre un nuevo colapso, China, gran exportador hacia ese país, va a disminuir su ritmo de crecimiento. Esto significa que compraría menos materias primas del Perú y otros países. Por lo tanto, las cotizaciones de éstas bajarían en el mercado mundial. Eso implicaría no sólo menor volumen de compras extranjeras, sino también, como lo señala Velarde, restricción de inversiones en el sector metálico peruano.

Ese hecho pone otra vez sobre la mesa la necesidad de establecer una economía que no se apoye sólo en la exportación de materias primas, siempre sujetas a vaivenes dramáticos. La industrialización y un desarrollo agrario que mire al interior y a la seguridad alimentaria nacional, son exigencias de fondo, más allá de la coyuntura y las coyunturas.

En México, país tan atado a la economía de Estados Unidos con los peligros consiguientes, la empresa privada acaba de expresar su preocupación por la falta de anuncios, en el informe anual del gobierno, sobre acciones para fortalecer el mercado interno. Los empresarios indican, según informa el diario El Financiero, que buscarán reunirse con el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, a fin de que les explique cómo aplicará el gobierno las medidas que los empresarios han propuesto para impulsar el mercado doméstico.

Cuán diferente suena esto respecto a periodistas que fungen acá de portavoces de la empresa privada y que machacaban a gritos que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos nos garantizaba 300 millones de compradores para nuestros productos primos.

Preciso es aclarar que el pronóstico de la directora del FMI es sólo reflejo de una realidad. En las raíces del mal está la crisis de las deudas soberanas de Estados Unidos y Europa. Otro gran problema es el desempleo en masa, que aflige a millones de europeos y de estadounidenses.

Indicio de lo grave de la situación fue el bajón sufrido el lunes por la Bolsa de Fráncfort: más de cinco por ciento. El bastión de la economía europea tambaleaba también. La noche de ese día, Angela Merkel, canciller de Alemania, informaba en su partido cristiano demócrata que la situación en Italia es “extremadamente frágil”.

Ese diagnóstico añadía síntomas al apocalipsis económico que asoma en el horizonte mundial. El Gobierno peruano debe trazar un programa para enfrentar la crisis.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario