Consejos de un perdedor

El doctor Luis Bedoya Reyes ha vuelto a la escena electoral en el afán de levantar el ánimo de Lourdes Flores y acarrear votos para ella. Legítima actitud del jefe del Partido Popular Cristiano a favor de su correligionaria y discípula.

Por Diario La Primera | 11 set 2010 |    

Bedoya es un político veterano, ducho en las artes de las contiendas criollas. En su reestreno de anteayer quiso presentar la prolongación de la vía expresa como la panacea para el caos vehicular que padece la capital. El recurso se parece a la oferta del tren eléctrico que captó votos para Jorge del Castillo, con el apoyo del entonces flamante presidente Alan García.

Por supuesto, hasta hoy el tren eléctrico sólo circula en las pistas del recuerdo y también en el prontuario de una gigantesca coima acerca de la cual García prefiere callar.

El silencio es de oro para muchos de los caciques de nuestra política. Bedoya no dijo ni pío sobre el hecho de que la doctora Flores defendió, como abogada del narco César Cataño, la importación de miles de automóviles con más de diez años de antigüedad. Es decir, un elemento para empeorar el tránsito en Lima.

Lo ideal hubiera sido que la doctora Flores formulase una autocrítica sobre esa gestión abogadil.

Bedoya, popularmente apodado El Tucán, tiene un pico de oro, pero sus palabras recientes no lo exhiben en su mejor nivel. En primer lugar, parece saber que encuestas todavía inéditas dan a Flores como perdedora. Un síntoma de esa percepción es el consejo de que la candidata ponga fuerza para romper la valla y seguir de frente.

¿Cuál valla? Evidentemente, una baja intención de voto o, más bien, el alza (la valla) en la intención favorable a Susana Villarán.

En una curiosa incursión en la psicología, Bedoya recomendó a su discípula presentarse y mostrarse como es. Pero eso ha sido en el fondo la causa de la caída de ésta.

¿Acaso no se mostró tal como es cuando aceptó ser, no sólo abogada de César Cataño, sino también presidenta del directorio de la compañía de aviación Peruvian Airlines de éste? ¿Acaso no expresó en un programa de televisión que ponía sus manos al fuego por César Cataño, cuando ya crecían las sospechas de lavado de dinero en torno a su empresa aérea y se desnudaban las supercherías biográficas de este sujeto?

Luis Bedoya Reyes es, en materia electoral, un perdedor. Ha ganado cargos públicos en alianzas particularmente con Acción Popular.

Cuando de alcalde quiso ascender a presidente de la República, sufrió un fiasco.

La propia doctora Flores quiso consolarse ayer, al recordar que hay un porcentaje que define su voto en las últimas semanas. ¡Pero, precisamente, estamos en las últimas semanas!

El voto oculto que supone la candidata de la derecha unida -PPC, Apra, fujimorismo, prensa venal- probablemente salga al aire este domingo. Casi podría apostarse que ella lo conoce y lo sufre ya.


    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com