Un dios salvaje

El cine tiene un lenguaje propio y cuando se trata de una novela es necesario hacer un estudio perfeccionista para saber si las cualidades de la obra permanecerán en la pantalla.

Por Diario La Primera | 06 julio 2012 |  1.6k 
Un dios salvaje
Es la versión cinematográfica de la obra teatral de Yasmina Reza, bajo la dirección de Roman Polanski.

Más datos

Ficha Técnica:

TÍTULO ORIGINAL Carnage

AÑO 2011

DURACIÓN 79 min.

DIRECTOR Roman Polanski

GUIÓN Roman Polanski, Yasmina Reza (Obra: Yasmina Reza)

REPARTO Kate Winslet, Christoph Waltz, Jodie Foster, John C. Reilly
1611  

No siempre se consigue que una buena obra literaria se convierta en una buena película. (Pienso en “Muerte en Venecia” la versión cinematográfica de Luchino Visconti de la novela de Mann). En las obras de teatro la adaptación sufre un proceso diferente. Están los elementos comunes perfectamente delimitados (la historia, los personajes y los diálogos, el espacio y tiempo), pero los otros elementos propios del medio – que también añaden elementos de sentido-, como la luz, los movimientos y encuadres de cámara, los sonidos y en conjunto la atmósfera adecuada que la obra requiere.

Si duda, la camisa de fuerza que plantea el espacio reducido de un departamento de clase media en Nueva York, añade un cierto aire de clautrofobia que subraya la naturaleza mediocre de los personajes- un vendedor de artículos de fontanería y un empresario que negocia con medicamentos y sus respectivas esposas. La situación planteada esta relacionada con un hecho que los reúne para encontrar una solución “civilizada”, pero a medida que los diálogos fluyen aparecen la verdadera doble moral, los prejuicios, los egoísmos individuales e icluso de pareja. El whisky libera aún más los frenos de la conciencia y aparecen los rasgos de inutilidad de sus vidas.

Es muy difícil para cualquier Director, trabajar con actores en un espacio muy cerrado y operando en una sola unidad de tiempo continuo, pero Polanski se enfrenta al reto y con la extraordinaria ayuda de los actores, sobrepasa el reto y nos da una película de densidad media.

No podemos dejar de comparar la versión cinematográfica de Mike Nichols de la obra de Edward Albee “ Quén le tiene miedo a Virginia Woolf” con Liz Taylor y Richard Burton, con reto similar y con actuaciones de primer nivel.

Con todo es una película bien realizada con la maestría de Roman Polanki y la ayuda de Christoph Waltz, Kate Winslet y Jodie Foster.

Vale la pena verla.


Por Ronald Portocarrero

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario