Norma Aleandro vuelve al teatro

Estoy en contra de “la letra con sangre entra” porque les hace mal a la letra y a la sangre. Hay que ir buscando con la persona cuáles son las dificultades de cada uno, porque a mí me costó mucho superar las mías.

| 30 junio 2012 12:06 AM | Cine | 1.2k Lecturas
Norma Aleandro vuelve al teatro 1218

De cuando en cuando uno quisiera a volver a experimentar la sensación de la excelencia en el arte teatral. Y Buenos Aires aparece como la referencia más cercana para tal efecto. Me ocurrió con el gran Alfredo Alcón hace ya algunos años, cuando representó a Federico García Lorca en “Los papeles de Federico” puesta en escena por Lluis Pascual. Algo parecido pasó al ver a Norma Aleandro en “La señorita de Tacna” aquí en Lima. Los admiradores de la Aleandro deben estar de plácemes al volverla a ver en el teatro 15 años después en un nuevo montaje de “Master Class” del dramaturgo Terrence McNally sobre aspectos de la vida de María Callas.

En una reciente entrevista realizada por Laura Ventura del Diario La Nación Norma Aleandro habla sobre este nuevo reto en su carrera.

-Volvés a interpretar a María Callas, 15 años después. ¿En qué cambió la composición de este personaje? ¿En qué cambiaste vos?
-No soy la misma. Empecemos por ahí . Crecí, seguí aprendiendo. Lo que queda de entonces es el bello recuerdo de haber conocido a Callas, a través de sus videos y biografías. Hoy puedo volver a esta obra por dos motivos. Uno, vale la pena. Dos, todavía tengo edad para hacerla.

-¿Cómo fue la investigación que hiciste?
-Leí de todo, vi todos los videos que hay con sus presentaciones. Hablé con gente que la conoció, que trabajó y tomó clases con ella. He recibido información por todos lados, porque la gente se acercaba a mí cuando sabían que iba a hacer Master Class .



-¿Qué despierta la Callas en vos?
-La admiro mucho y al mismo tiempo me da mucha pena. No logró tener ningún momento de felicidad, porque en aquella relación con Onassis era ella quien profesaba el amor y la pasión más grande. Tiene un genio muy atrevido, pero es implacable. No siente pena por el otro, pero tampoco la siente por ella misma.

-¿Qué tenés en común con Callas?
-El rigor del trabajo. No me conformo. No me gusta que me digan que está todo bien. Siempre se puede mejorar algo. Y en eso me siento absolutamente identificada con ella.

-¿Vos también fuiste maestra de actuación? ¿Cómo era tu método de enseñanza?
-Estoy en contra de “la letra con sangre entra”, porque les hace mal a la letra y a la sangre. Hay que ir buscando con la persona cuáles son las dificultades de cada uno, porque a mí me costó mucho superar las mías. Salir de la timidez, afrontar el ridículo, expresarse totalmente. Es mi manera de trabajar, que es complicado de explicar técnicamente.

-¿Y como alumna?
-Empecé a los 13 años; además de ir a las clases de teatro, miraba siempre en bambalinas a los actores. Aprendía de los buenos, pero también de los malos, porque esa gente te dice que el camino no es así. Me crié en un ambiente de teatro puro. Allí no había espacio para otro arte, como la ópera. A mí me gustaba mucho la danza, así que me preparé para estudiar en el Colón e ingresé, pero mi padre no me dejó.


Por Ronald Portocarrero

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD