Mil palabras

Eddie Murphy era una especie de imán para la taquilla, cobrando la suma de 15 millones de dólares por película. Una suma considerada en ascenso en la medida que la carrera de Murphy avanzaba. El éxito de una película en la taquilla depende de innumerables variables, pero en el caso de la comedia esas variables se reducen al talento del actor y a la historia que se cuenta. A lo largo de la filmografía del comediante se pueden destacar algunos pocos títulos, que incluso le valieron una nominación al Oscar por “Dreamgirls” en el 2007.

| 29 junio 2012 12:06 AM | Cine |2.9k Lecturas
Mil palabras

Más datos

Ficha Técnica:

Título Original: A Thousand Words
Género: Comedia
País: Estados Unidos de América
Distribuidor: UIP
Director: Brian Robbins
Duración: 91 minutos
Actores: Eddie Murphy, Kerry Washington
2972

Ahora llega una película, que si bien está al servicio del actor, no llega a convencer como resultado. La historia del agente literario Jack McCall envuelto en un sortilegio alrededor de un árbol que es capaz de medir la vida por la cantidad de palabras que pronuncia a cambio de hojas que se desprenden y a la última palabra-hoja que caerá del árbol encantado la vida del agente llegará a su fin. El árbol sólo tiene mil hojas.

El histrionismo de Murphy le permite la gesticulación propia de su estilo de actuación, pero esta vez todas las muecas del mundo no pueden llenar de sentido algo que la propia historia no tiene. El uso del recurso cómico de reproducir experiencias sensoriales ajenas (la borrachera de E.T sentida por el niño marcaba la empatía afectiva entre ambos personajes), como cuando un par de ardillas se suben al árbol encantado y le producen cosquillas irrefrenables a McCall en plena conferencia de negocios. La copia del recurso no aporta nada salvo mostrar la capacidad expresiva del actor. Pero la comedia se agota pronto y el film deambula entre el discurso seudo filosófico acerca del bien, el mal y la transformación del personaje en un nuevo hombre al mismo tiempo que al árbol le crecen nuevas hojas. La historia es pobre y los ojos y gritos de Murphy no logran levantar ningún interés. Sería interesante comparar el rostro de “chicle” de Jim Carrey con el de Murphy haciendo el mismo papel, pero no creo que nadie haga un “remake” de lo intrascendente.

El Director de “Mil palabras”, Brian Robbins, es un hombre que viene de la televisión y anteriormente ha realizado varias otras películas de Murphy, pero esta vez parece que el cansancio y la rutina les alcanzó a ambos. Salvo dos o tres momentos consiguen extraer pobres sonrisas del espectador. El resto es un largo bostezo.


Por: Ronald Portocarrero

Loading...


En este artículo: | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.