Mi Nombre es Khan

Gracias a una habilidosa campaña, esta superproducción de la India ha logrado conquistar al público occidental. ¿Será cierta tanta maravilla o es un bluff publicitario?

| 02 diciembre 2011 12:12 AM | Cine | 7k Lecturas
Mi Nombre es Khan

Más datos

CALIFICACIÓN *

Los actores principales son Sharukh Khan y Kajol (interpretando a marido y mujer, respectivamente), quienes conforman una de las parejas más taquilleras del cine hindú. ‘Mi Nombre es Khan’ los reúne por primera vez desde ‘Sometimes Happiness’ en 2001.
7008

Para los que recién se inician, alguna vez el Perú fue una de las sedes principales en América Latina de la poderosa industria de cine hindú. Los viejos gloriosos días del City Hall y del Metropolitan –extintos bastiones del cine popular- resucitan fugazmente con la primera producción de Bollywood estrenada en nuestro país tras casi un lustro. Claro que los tiempos han cambiado y la competividad en el mercado internacional exige que todas las películas comerciales tengan un acabado técnico de primera línea.

A diferencia de ‘Quisiera ser Millonario’ (2008), que fue filmada en la India por cineastas occidentales, ‘Mi Nombre es Khan’ fue concebida en el seno de la industria hindú, contando con la participación de artistas consagrados tanto delante como detrás de cámaras. Hay que reconocer que la película de Karan Johar habla muy bien del nivel de profesionalismo del cine hindú. Podría ser confundida con una película norteamericana de estudio, no solo porque la fotografía, la dirección artística e incluso los efectos especiales son ostentosos; además tiene la peculiaridad de haber sido filmada en EE.UU., lugar donde transcurre gran parte de la acción. Es decir, las señas externas de identidad autóctona han sido prácticamente borradas. Esta versión globalizada de Bollywood ha sido apadrinada por varios críticos paternalistas pero también por el público que le ayudó a alcanzar el récord de ser la película hindú más taquillera en el extranjero. Demasiado premio para una obra de valores artísticos bastante cuestionables.

Si la forma se ha modernizado, el fondo tampoco quiere quedarse atrás. Aquí concurren todos los ingredientes tradicionales –se apela al llanto fácil, pero también hay humor e interludios musicales-, a lo largo de 2 horas y 30 minutos que no son muchos para los estándares de Bollywood. La novedad es que el melodrama de un autista que supera la pobreza y consigue a la chica de sus sueños –argumento digno de una telenovela demencial-, es desplazada por la coyuntura política; los atentados del 11 de setiembre desvían la narración por caminos de la crítica social. El buen Khan se queda sin hogar y debe caminar por todo EE.UU. hasta lograr su objetivo: decirle al presidente Bush (o Obama) la frase que resume toda su vida: “Mi nombre es Khan y no soy un terrorista”.

Películas así de fallidas te hacen apreciar el tono de fábula modulado por Robert Zemeckis para su inocente ‘Forrest Gump’ (1994). Quizás Khan no sea terrorista pero es más oportunista y demagogo que el personaje creado por Tom Hanks. Basta recordar a nuestro héroe rescatando a las víctimas de un huracán sospechosamente parecido a Katrina, dando así una lección de humanidad a las autoridades yanquis que abandonaron a sus ciudadanos cuando más los necesitaban. ¿Y qué decir de aquella escena en la que Khan increpa a sus compañeros musulmanes por tergiversar las palabras de Mahoma? A todo esto, nos preguntamos cómo hace Khan para estar en todos lados y nunca despeinarse. El actor Shahrukh Khan es una celebridad mayor de Bollywood pero lo único que hace es imitar todos los tics de Dustin Hoffman en ‘Rain Man’ (1988). En fin, esta debe ser la única película en la que te mueres por recibir un pelotazo de fútbol pero una feroz puñalada en el pecho solo te deja un rasguño. ‘Lagaan’ (2001) y ‘Stars on Earth’ (2007) son evidencia de que existe un cine comercial hindú de superior calidad.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD