Matías Bize y “La memoria del agua”

El cineasta chileno Matías Bize, acaba de regresar desde el Festival de Berlín, donde participó en el Mercado de Coproducciones con su próximo proyecto, “La memoria del agua”, el cual trabajó en los meses finales del año pasado en la Residencia para cineastas del propio certamen alemán. En esta entrevista con NOTICINE.com,que reproducimos por su interés, el autor de “En la cama”, “Lo bueno de llorar” o “La vida de los peces”, que se vió en el penúltimo estival de cine de Lima, comenta su experiencia berlinesa y detalla cómo será su nuevo trabajo.

| 09 marzo 2013 12:03 AM | Cine | 1k Lecturas
1084

- Háblenos de cómo fue esa Residencia del Festival de Berlín, que a diferencia de otras permite la participación de directores relativamente consagrados y no sólo noveles.
Esta fue una iniciativa nueva, que se hizo por primera vez, y tiene la diferencia con otras, en efecto, que exigen tener al menos una película que haya pasado por algún festival importante, por tanto para mí era perfecto, lo que necesitaba. Había estado casi dos años y medio recorriendo el mundo con “La vida de los peces” y lo que necesitaba es estar en un sitio tranquilo y centrado en “La memoria del agua”, mi nuevo guion. Fueron cuatro meses enfocado en eso, que me vinieron perfectos. Tuve además una consultora de guion, Coral Cruz, y con ella estuve trabajando bastante y fue muy productivo, me sirvió mucho. Este guion está coescrito con Julio Rojas, quien ha sido mi colaborador en varias películas. La Residencia de la Berlinale incluía una participación en el Mercado de Coproducciones del festival, recién terminado, y ahí el interés ha sido grande. Fue también muy interesante y es muy probable que tenga coproducción con más países, aparte de Alemania, que ya participaba antes, probablemente con Francia y España.

- ¿Puede detallarnos la trama de ese guion?
“La memoria del agua” es la historia de una pareja que sufre la pérdida de su hijo, y la película plantea qué le sucede a esta pareja después de la pérdida. Es una historia de amor sobre si logran o no sobreponerse a este dolor. Sigue la línea de “En la cama” o “La vida de los peces”, pero espero ir un poco más lejos. Es más grande desde el punto de vista de guion y producción, aunque mi idea -al igual que en las anteriores- es emocionar al espectador y que se sienta reflejado y se pregunte qué le pasaría si le ocurriera a él o ella.

- ¿Cuando dice que es una producción más ambiciosa quiere decir que sacará a sus personajes de un solo escenario, que ha sido denominador común de su cine?
Sí, no es una que suceda casi en una única locación. Esta sucede en Santiago y en sur de Chile, por eso digo que la producción es mayor, y hay más personajes. Es una historia de amor centrada en ellos dos, porque yo me siento muy cómodo hablando de las relaciones de pareja. Sigue bastante la línea de mis anteriores trabajos, porque es lo que yo he experimentado y lo que me sale naturalmente en el fondo.

- ¿Cómo va la financiación y para cuándo esperan poder rodar?
La película tiene el fondo chileno, con lo que ya está cubierta la mitad de la financiación y esperamos cubrir el resto con las coproducciones. Estamos superoptimistas por el interés que hubo en Berlín, y probablemente se pueda filmar en noviembre y diciembre de este año.

- El cine chileno está en un gran momento, con mucha variedad de propuestas, este año nominado al Oscar, pero a muchas películas les cuesta llegar a los cines, un mal compartido en todos los mercados iberoamericanos. ¿Se le ocurre alguna solución?
Es una paradoja, porque si bien al cine chileno le sigue costando mucho el propio mercado, estar en las salas, fuera a las películas nacionales les está yendo muy bien, con participaciones en todos los festivales importantes del mundo. Yo soy muy optimista, creo que vamos por un buen camino. Estamos haciendo mejores películas y tenemos que seguir. Poco a poco iremos también enamorando al público chileno como estamos haciendo con el público internacional.

- ¿Y después de “La memoria del agua”?, ¿algún otro proyecto en perspectiva?
Me cuesta mucho pensar o trabajar en dos proyectos a la vez. Después de “La vida de los peces” me pasé mucho tiempo con la promoción de la película, y luego me costó trabajo encontrar esta nueva historia. Estuve dándole muchas vueltas hasta que di con “La memoria del agua”, así que ahora toda mi energía está el guion y luego en la producción. No puedo pensar en otra cosa.


Por Ronald Portocarrero


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.780205965042