Luis Figueroa y los 50 años de “Kukuli”

En la década del 40, era más fácil viajar desde Cusco a Buenos Aires que a Lima, porque atravesar los Andes por las tortuosas carreteras afirmadas tenía riesgos. Pero pasado parte del territorio boliviano el resto era pampa recta.

| 30 julio 2011 12:07 AM | Cine | 2.1k Lecturas
Hace unas semanas, Luis Figueroa recibió una condecoración por su trayectoria cinematográfica y
2156

Sin embargo, el Cusco era un centro económico de primer orden en la medida que los productos amazónicos, como el té, café, cacao y la hoja de coca tenían que ser comercializados en Cusco y de ahí a otras regiones del sur de Perú y en aquella época, aún el turismo no existía como la fuerza económica que es ahora.

Sin embargo, a pesar de la distancia y la poca influencia de las actividades culturales de Lima, en Cusco crecía un significativo dinamismo propio. Poetas, pintores y fotógrafos, marcados de pronto por la corriente indigenista iniciaron un reconocimiento visual y etnográfico de los descendientes de las culturas ancestrales, siguiendo la ruta del gran Martín Chambi.

En diciembre de 1955 se inicia las proyecciones del llamado Foto Cine Club del Cusco, organismo fundado por un grupo de intelectuales y artistas cusqueños con el propósito de difundir la cultura cinematográfica. Pero no solo se trataba del placer de ver las películas más importantes de otros países, sino que querían hacer sus propias películas. En ese tiempo estaban en auge las teorías estéticas y las formas de producción del neorrealismo italiano y del realismo poético francés y probablemente estas ideas y prácticas artísticas influyeron en los jóvenes aspirantes a cineastas. También los cusqueños pudieron ver la prohibida “Acorazado Potenkine” del ruso S.M: Einsenstein, con sus encuadres enfáticos, fotografía cuidada y montaje dinámico.

Cuando se lanzan a hacer cine, básicamente documentales, adoptan el realismo, la poesía visual, el buen manejo de la luz y los encuadres y muestran por primera vez el rostro escondido para el cine de los indios y de su cultura admirable.

El grupo de jóvenes aparece como un conjunto sólido y bien articulado, apoyándose mutuamente. Eran Víctor y Manuel Chambi, hijos de Martí; Eulogio Nishiyama, César Villanueva y Luis Figueroa. No se trataba de una autoría colectiva, sino individual y esta razón, cuando sus películas comenzaron a verse y otorgarles una fama inusitada a partir de las palabras encomiables de George Sadoul que denomina a los documentales como productos de la escuela cusqueña de cine, se acentuaron los egos y los celos.

Todos ellos realizaron una prolífica producción de cortos documentales

Pero tienen en la mira hacer su primer largometraje que será “Kukuli” de Luis Figueroa, Eulogio Nishiyama y César Villanueva, que la estrenan en 1961 con gran respaldo y admiración por parte del público.

“Kukuli” marcó el punto de quiebre del foto cine club Cusco. Fue la aventura más importante a finales de la década del 50 en la medida que la realización de documentales podía ser muy atractivo desde el punto de vista de la difusión de la cultura cusqueña, pero pasar al largometraje de ficción, era otra cosa. Pero ocurrió y el resultado fue auspicioso, particularmente para Luis Figueroa Yabar ya que dispararía su carrera cinematográfica, a diferencia de los otros integrantes del cine club Cusco.


Ronald Portocarrero
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD